‘El Sercop pidió que se pare el proceso’

protagonistasEl exalcalde de Ibarra, Mauricio Larrea Andrade, habló de lo que como exteodorista piensa y cree se debe hacer para recuperar la antigua infraestructura del Colegio Teodoro Gómez de la Torre, que al momento se cae en pedazos. La exautoridad municipal también se refirió a la gestión que realiza la actual administración municipal. Larrea dice estar afiliado al movimiento Alianza PAIS.

¿Siguen empeñados en recuperar el Teodoro?
Desde luego, nos encontramos en un verdadero drama, la casona del Teodoro Gómez está en un franco deterioro, no estamos hablando del torreón del Teodoro, estamos hablando de la vieja casona. Infraestructura que por un problema en el proceso de reconstrucción está paralizada. Es un drama que no debe ser indiferente para nadie, más bien debe ser un compromiso de todos.

¿A quién le pertenece esa infraestructura al momento?
La infraestructura de acuerdo a su escritura original le pertenece al colegio, ya que fue firmada por su propio donante, el señor, Teodoro Gomez de la Torre, allí existe una claúsula de que si no se cumplen los fines educativos, este terreno pasaría al Hospital San Vicente de Paúl.
Pero independientemente hubo un contrato en lo que respecta a la entrega de la cubierta y ahí empieza el drama. Se declaró contrato fallido y eso es lo que aún no se esclarece.

¿En qué estado está su iniciativa de restauración?
Hemos construido una hoja de ruta en donde existen tres fases, claramente definidas, las fase de recuperar el tema jurídico, la de recopilar el tema histórico, en donde está la arquitectura y la restauración y la tercera fase que corresponde al tema del presupuesto. Aquí le puedo decir que se necesitan dos millones de dólares.

¿Quiénes están en esta causa?
Estamos exestudiantes del Teodoro que se han preocupado de su institución. Suman 150 estudiantes, pero también existen otros de otras generaciones. En definitiva queremos primero destrabar el tema judicial, que supone que las instancias corresponidentes en este caso el Municipio sancione a quien corresponda.

¿A su criterio, el Alcalde Álvaro Castillo está perdiendo credibilidad?
Lo importante es la opinión ciudadana. Yo he empezado a ser crítico, a la gestión de Álvaro porque creo que hay temas que se tienen que mejorar. La legalidad que se tienen en las urnas se tienen que transformar en la legitimidad de su comportamiento que a todas las luces tiene que ser transparente. Por lo tanto yo no emitiré comentario sobre este tema y que sea la ciudadanía quien opine.
¿Cree que el Alcalde acepta observaciones?
La primera autoridad está sujeta a observaciones eso debe aceptar. A criterios posiblemente errados pero esos son gajes del oficio, y no devolver con insultos. Por ejemplo a mí me ha dicho rata, el del agua con caca, es decir brilla más un temperamento un poco juvenil frente a una conducta de un líder local.

La ciudadanía está protestando. ¿Se está cansando?
Eso hay que preguntar a la ciudadanía. Parece que sí la gente se está cansando. Hoy debe haber paciencia y tolerancia.
Hizo observaciones a la adjudicación de la obra del nuevo mercado. ¿Qué está mal?
Cuando yo hice la denuncia, con qué me respondió Álvaro, el respondió que yo tenía interés porque yo era parte de una empresa. Cosa que no es así. Pero el tema no es solo eso. Hay un proceso, allí hay oferentes y le descalifican a una empresa aduciendo que no cumple con los requisitos. Pero resulta que esa empresa estaba conformada por Herdoiza Crespo de Panavial, aduciendo que no tiene maquinaria. Eso es medio raro porque esa empresa sí tiene maquinaria.

¿El Municipio no obedeció lo que el Sercop dispuso?
Bueno le explico, el Sercop pide la información del proceso, pide que se expliquen las razones del porqué le sacó a esta empresa y como se calificó el proceso. Ellos le dicen están equivocados, paren la obra y vuelvan hacer el consurso. El proceso tiene instancias. Pero hay una instacia de seguimiento que le obliga al Municipio a parar la obra y no la paró, eso originó que traslada esta suerte de reclamos a la Contraloría y ésta deberá pronunciarse. Se calificó a una empresa que cobró 780 mil dólares más. Eso se pudo haber invertido en otras cosas.