El Seminario Mayor, centro de intensa oración, estudios y vida litúrgica

El aire que se respira al ingresar el Seminario Mayor “Nuestra Señora de la Esperanza” es distinto. En sus ambientes solo se siente paz, tranquilidad, meditación y los ojos se solazan admirando cada rincón que es el ideal para quienes buscan seguir el camino de los grandes sacerdotes bajo la égida imagen de Jesús.

El Seminario Mayor “Nuestra Señora de la Esperanza”, perteneciente a la Diócesis de Ibarra que nació un mes de septiembre de 1981, cumple 40 años de servicio académico en la formación sacerdotal.

Por su aulas, espacios verdes, sus capillas, corrillos pasaron insignes personajes que la historia los registra con letras de oro.
No solo es la trascendencia que este centro de formación sacerdotal tiene con su identificación puramente religiosa, sino que hay la mística de servicio, el apoyo a las grandes causas y la preparación larga y sacrificada para ser consecuentes con la palabra de Dios y estar junto a las buenas causas y a los pobres.

El medio de la celebración aniversaria, saltan a la luz nombres que dieron lustre y fama al Seminario mayor “Nuestra señora de la Esperanza”, todos ellos entregaron su aporte, esfuerzo y carácter para sostener esta iniciativa.

Pero hay dos nombres a los que se los recuerda con respeto y admiración. Ellos son el doctor Monseñor Juan Larrea Holguín y el Reverendo Padre Juan Bravo, quienes junto a otros sacerdotes formadores, desde los inicios de este Centro hicieron posible la vigencia de tan magna obra que ha servido para la formación sacerdotal en la Diócesis de San Miguel de Ibarra.

Monseñor Juan Larrea Holguín, un personaje

Hablar de Monseñor Juan Larrea Holguín, es hablar de un gran personaje, de una estatura ética incuestionable, de una amplia preparación que nunca lo envaneció. ¿Quién fue él?

Juan Ignacio Larrea Holguín (Buenos Aires, 10 de agosto de 1927 – Quito, 27 de agosto de 2006) fue un sacerdote y arzobispo argentino que fue el 1er. miembro del Opus Dei en el Ecuador.
Fue un jurista, frecuentemente consultado sobre temas del Derecho Civil ecuatoriano y autor de más de 60 libros de jurisprudencia.

Fue el primer miembro del Opus Dei (1952)

Monseñor Larrea fue hijo del embajador Carlos Manuel Larrea Rivadeneira, distinguido historiador ecuatoriano.

Nació circunstancialmente en Buenos Aires, Argentina, mientras su padre desempeñaba tareas diplomáticas.

Cursó sus estudios primarios y secundarios en Ecuador (Colegio la Salle), Perú y Argentina. Su carrera la comenzó en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, siendo alumno fundador de la misma. Sin embargo, por el cargo de su padre tuvo que trasladar su residencia a Roma.

En sus años de estudiante universitario en Italia, conoció a Josemaría Escrivá de Balaguer, y tras ese encuentro, en 1949, pidió la admisión en el Opus Dei, siendo en 1952 el primer miembro de esa institución en el Ecuador.

Allí obtuvo dos doctorados: uno en Derecho Canónico por el “Angelicum” (Universidad Pontificia de Santo Tomás de Aquino) de Roma, y otro en Derecho civil por la Universidad de Roma “La Sapienza”.