El rodeo montuvio de Pimocha

El espectáculo del rodeo montuvio de la parroquia rural de Pimocha en la ciudad de Babahoyo (Los Ríos), es un acto colorido y alegre que se lo disfruta desde hace más o menos cuarenta años atrás, se caracteriza por el caracoleo, monta y cepo, así como lazo y pial, malabares que los jinetes de las haciendas representativas del litoral realizan junto a sus magníficos ejemplares, convirtiéndose en el sello particular de la zona.

El rodeo montuvio es una sana competencia entre propietarios y trabajadores de las haciendas en donde participan hábiles jinetes, además de exhibir sus mejores corceles y yeguas.

En este espacio los llamados “verdaderos montuvios”, exhiben su destreza y habilidad para montar o lazar un “corcel chúcaro”, puesto que durante la monta, el ejemplar hace de las suyas en su afán de desprender de su lomo al jinete, esto es precisamente lo que más gusta a los espectadores nacionales y extranjeros, quienes además conocen sobre el hombre del campo, su valentía y audacia.

La belleza de la mujer de campo también se hace presente, antes de iniciar las competencias ecuestres se elige la criolla bonita mediante aplausos del público, mientras que la cinta se la gana por su participación a bordo de un caballo con impresionantes habilidades. Los rodeos montuvios generan comercio y dinamizan la economía de los pueblos, en sus inmediaciones se expenden alimentos típicos, sombreros y calzado de cuero.