El río Chota crece y atemoriza a pobladores

altIBARRA. “El río Chota se ha crecido algunas veces pero hoy está más de lo normal, es un peligro para las casas que están al filo del río y  para la gente que usa el río para bañarse o lavar la ropa”, dijo Aníbal Camaza, poblador del  Chota.

 Preocupación. Verónica Chala informó que el río Chota creció desde el viernes causando gran preocupación en la población, porque este se llevó algunos cultivos y animales.

A las 15:00 del sábado el ambiente era desolador al filo del río, pues casi nadie se arriesgaba a acercarse por la gran cantidad de agua que solo dejó muy poco espacio de tierra a las orillas.

El agua incluso logró llegar hasta las covachas que son usadas para vender productos elaborados especialmente para la fiesta del Coangue, que se realiza en Carnaval.

En las aguas negras del río se puede observar gran cantidad de desechos que el río ha venido arrastrando, de los terrenos aledaños a él.

“Lo que más me preocupa de la crecida del río es que la boca del puente es muy angosta y el agua se estanca subiendo su nivel; ojalá que no pase como en otros años, que el río creció tanto que incluso llegó el agua hasta las casas y amenazó con llevárselas", dijo Jorge Lara.

 Peligro. Verónica Chalá es una de las mujeres que todos los días lava su ropa y acude a bañarse al río Chota; ella dijo sentirse muy preocupada porque hay viviendas que están al filo del río, pero sobre todo le alarma que las covachas se inunden totalmente y que ya no haya dónde jugar fútbol, porque casi no hay orilla.

Teresa Calderón explicó que está muy preocupada por la crecida del río que arrasó con las playitas en las que la gente cultiva algunos productos y que es lo único con lo que se mantienen.

Calderón precisó “ayer estábamos lavando y el río casi nos encierra, el Chota  es  muy traicionero y nos da bastante temor”, afirmó.

Manuel Yépez manifestó que “nosotros del río sacamos agua para beber, bañarnos y para lavar la ropa es urgente que las autoridades nos ayuden y que hagan algo para prevenir, porque si no prevenimos el río se nos va a venir encima y no estamos preparados”.