El riego tecnificado aparece como alternativa para la agricultura

En Manzano Guaranguí, comunidad de la parroquia El Sagrario al nororiente de Ibarra, el riego tecnificado ya es una herramienta de trabajo.

El ‘Plan Productivo Imbabura’ iniciativa que adelanta la Prefectura, ha mejorado las condiciones de los agricultores de la zona.

Al momento se ejecuta un plan piloto en el que se benefician 20 familias de este instrumento que ha permitido mejorar los cultivos y cosechas en la zona.

En acción
Néstor Fidel Castro, líder comunitario de la localidad, confirmó la iniciativa que está cambiando la dinámica de la agricultura en la zona.

“Este proyecto es complemento de un trabajo que venimos haciendo en las comunidades. Anteriormente construimos 100 reservorios en el territorio”, reconoce Castro.

Es en este contexto que se inserta el proyecto de riego tecnificado (PRT), que permitirá a los agricultores utilizar de forma mucho más eficiente el agua a través de infraestructura de riego tecnificado parcelario.

Además de recibir apoyo técnico para fortalecer la organización de la asociación, desarrollar prácticas ambientales y de economía productiva, así como respaldar la comercialización de sus productos.

“Estamos trabajando con 20 familias en el fortalecimiento de la producción agrícola, con la implementación de frutales. Con ellas estamos sembrando manzana, vamos a tener cinco hectáreas de esta fruta en Manzano Guaranguí”, corrobora Castro.

En acción
El plan productivo de Imbabura cuenta con un aporte de 30 mil dólares de la Prefectura, más un aporte de 14 mil 250 dólares por parte de los beneficiados. El tiempo de ejecución es de 12 meses.

“Como agricultores este tipo de iniciativas son muy útiles. Sin duda alguna ayuda a mejorar los procesos. En nuestro caso mis padres ya tienen mejores condiciones para cultivar y cosechar sus productos”, explica Alexandra López, una de las beneficiarias.

En Ecuador apenas el 13.8% de la superficie bajo riego cuenta con riego tecnificado. Este tipo de tecnología permite a los pequeños agricultores optimizar el uso del agua y suministrar a los cultivos la cantidad necesaria de manera eficiente para su desarrollo, disminuyendo de esta forma el desperdicio de este valioso recurso que es cada vez más escaso.

A pesar de la situación que se vive en la provincia y el país, por la pandemia de la Covid-19, los proyectos productivos en la capital imbabureña se están en ejecución.