El Retorno, remembranza de una fecha histórica

p4condecoracionesIBARRA. En la sesión solemne de los 142 años de El Retorno se rindieron varios homenajes. Durante una hora aproximadamente, las principales autoridades de la provincia y la ciudadanía ibarreña, recordaron la historia que está detrás de la celebración de abril.

DE REGRESO A LA HISTORIA. Con la solemnidad de la fecha a las 12:00 inició la sesión solemne en conmemoración a los 142 años de El Retorno.
Carlos Morejón, concejal de Ibarra, fue el encargado de llevar a quienes se dieron cita en el auditorio Monseñor Leonidas Proaño varios años atrás en la historia. Recordando cuando en la parroquia de La Esperanza los ibarreños planeaban el retorno a lo que hoy es Ibarra para reconstruir la urbe que fue devastada por el fuerte terremoto de 1868.
“El retorno es un hecho histórico para la ciudad de Ibarra”, destacó durante su intervención el concejal.

CONDECORACIONES. Cómo ya es una tradición, dentro de la sesión solemne de El Retorno, se entregaron reconocimientos a los ciudadanos que han apoyado al avance la ciudad.
La mujer afroecuatoriana, Zoila Espinoza, más conocida como “La Reina de la Bomba”, fue la primera en recibir la condecoración “Pedro Moncayo y Esparza”.
La mujer de 80 años conmovió al público con su discurso de agradecimiento.
“Me siento desfallecer por este homenaje. Cuando yo cierre mis ojos lo haré con satisfacción al saber que sí he dejado huella en esta vida. En todos los pueblos que he visitado tengo gente que me quiere mucho. Mis agradecimientos desde el fondo de mi corazón, porque como les dije parece que no estoy pisando en la tierra”, dijo.
Otro de los condecorados, Wilson Mera, distinguido académico universitario quien recibió la presea “Abelardo Morán Muñoz”, hizo énfasis al placer del deber cumplido que provoca este reconocimiento.
“Agradezco este reconocimiento que ha sido ganado por la lucha que mantenemos en función al control de los recursos públicos”, manifestó.
La condecoración “Teodoro Gómez de la Torre”, un homenaje postmortem a Carlos Arias, fue recibida por sus dos hijos.
Además la municipalidad hizo un reconocimiento a los extrabajadores y jubilados de esta entidad.

último acto público. Jorge Martínez, alcalde de la ciudad, dentro de su intervención se despidió de los ibarreños señalando que la sesión solemne fue su último evento como principal autoridad de Ibarra.
“Al final de este trajinar al servicio público, quiero anunciar que entrego una ciudad transformada, proyectada al futuro y lista para entrar a los grandes desafíos que el país y la Revolución Ciudadana exigen”, expuso el alcalde ante el auditorio.