El Quinche se alista para visita papal

“El Papa es el vicario de Cristo en la tierra”, dijo Javier Piarpusán, párroco del santuario del Quinche al expresar su sentir por la visita pastoral del papa Francisco este 8 de julio. Los arreglos para la visita del Santo Padre son notables. Se espera que alrededor de unas 500 mil personas estén presentes en el evento religioso.    

arreglos. Trabajos de pintura, adecuaciones en el parque central, arreglos de puertas e iluminación son parte de los cambios que se realizan en el santuario de Nuestra Señora del Quinche para recibir al papa Francisco este próximo 8 de julio de 2015 a las 10:00.  

tiempo. Una hora será el tiempo que el papa Francisco permanecerá en las instalaciones religiosas del Quinche. En su visita no se ofrecerá la eucaristía para el pueblo. Dentro de la iglesia se celebrará el encuentro con religiosos mayores de 50 años. En el parque central se ofrecerá un saludo de 5 a 8 minutos al pueblo. La bendición y unas palabras extenderá el Papa a los habitantes del sector y a quienes se den cita este día.

ventas. Los comerciantes en esta ocasión no podrán vender sus productos en las afueras de la iglesia. María Chávez, comerciante, dijo que la visita del papa es más para el sector religioso que para el mismo pueblo. Además, contó que 48 horas antes de la llegada del pontífice se deben desalojar todos los puestos que rodean al santuario de la Virgen. La limpieza de este lugar debe quedar impecable.

reacción. Los habitantes del sector manifestaron estar contentos con la visita, pero, les gustaría tener un mayor acercamiento para sentirse más bendecidos. “Estamos felices que el papa llegue para sentirnos más bendecidos porque la Virgencita nos protege y ahora recibiremos una doble bendición”, dijo Rosa Suárez, moradora.  

recomendaciones. Evitar la presencia de niños, asegurar el transporte, no asistir con pertenencias de valor, llevar alimentos indispensables, entre otras, son las recomendaciones que el párroco dio a conocer para tomar en cuenta este día. Con ello se evitaría el extravío de menores, la afluencia de personas en salones de locales aledaños.

 

Imagen del Papamóvil que trasladó a Juan Pablo II en 1985
• Historia. El Papamóvil en el que se trasladó el Papa Juan Pablo II durante su visita a Ecuador en el año 1985 permanece en el Santuario de la Virgen del Quinche, parroquia ubicada en el nororiente de Quito. La camioneta de marca Chévrolet, su primer hogar fue en la Arquidiócesis, ubicada en el Centro Histórico de la ciudad, junto al Palacio de Gobierno. Como el vehículo no tenía utilidad, hace unos 27 años, lo enviaron al santuario.  El vehículo tiene más de 33 años, tras movilizar al Papa y a la Virgen de la parroquia será trasladado a un museo donde lo exhibirán como reliquia pues en su interior viajó un santo.  El automóvil tiene un alto costo de mantenimiento y fue construida exclusivamente para funcionar como Papamóvil, pero esta vez no será posible usarlo por mayor seguridad al papa Francisco durante su visita pastoral al Quinche.