El proyecto Pesillo Imbabura será una realidad (Anexo)

p8f1IBARRA. Ocho mil litros de agua por segundo es el caudal con el que contará el proyecto de agua para consumo humano Pesillo Imbabura que por más de diez años esperan 160 comunidades que integran este plan.

Recorrido. El pasado jueves el Presidente Rafael Correa junto a los prefectos de Imbabura Diego García y Gustavo Baroja de Pichincha recorrieron este proyecto de agua para riego y consumo humano que el mandatario lo calificó como obra emblemática.

La autoridad provincial explicó que con la construcción del embalse en la Laguna de San Marcos y túnel de trasvase, también se hará un ramal especial que dotará de 8 mil litros de agua por segundo al Pesillo Imbabura.

Obra Actual. En la actualidad se trabaja en la ejecución de los estudios definitivos para que en el año 2013 que concluya la construcción del proyecto Cayambe Pedro Moncayo iniciar con la construcción de los canales para la conducción de agua para el Pesillo Imbabura.

Junto con las comunidades y los gobiernos municipales que tienen la competencia de agua potable también se empezará a trabajar en el modelo de gestión que pidió el presidente de la República.

Lo importante y beneficioso es que los cantones de Otavalo, Antonio Ante e Ibarra a través del proyecto de agua Pesillo Imbabura tendrán líquido suficiente hasta el 2030. La inversión prevista para la ejecución del proyecto Pesillo Imbabura será de aproximadamente 40 millones de dólares.

Proyecto. El proyecto inicia mediante la captación de las primeras aguas del río Arturo en 1.5 metros cúbicos, a través de 777 metros de un túnel que conduce el líquido hacia el río Boquerón, donde se capta 1.5 metros, incrementando el caudal a 3 metros cúbicos, que se dirigen al río San Pedro, donde finalmente se consigue 4.5 metros que son depositados en la laguna de San Marcos.

El caudal total llega a 5.8 metros cúbicos. El embalse que se construye en esta laguna es de 10 millones de metros cúbicos. Posteriormente está el túnel de trasvase que se ejecuta.

A la salida de éste está planificado realizar un ramal que dotará de agua para consumo humano para el proyecto Pesillo-Imbabura, con 8 mil litros por segundo, beneficiando a 450 mil habitantes de 160 comunidades de los sectores rurales de la parte norte de Pichincha y sur de Imbabura.

La inversión prevista para el desarrollo del proyecto Pesillo – Imbabura es de 40 millones de dólares.

Con estos recursos se construirán las redes de distribución, logrando así cumplir una de las viejas aspiraciones de los pobladores de los sectores rurales de las dos provincias cercanas de contar con agua potable de calidad, dijo Diego García.