El precio del pan popular no subirá en Imbabura

Ibarra. Luego de que el Gremio de Panificadores de Pichincha propuso un incremento al precio del pan popular de 0,12 a 0,17, centavos, los representantes de este gremio en diferentes provincias pidieron que este requerimiento no sea aceptado. En Imbabura el gremio ha decidido no apoyar la propuesta y mantenerse con el costo actual.

Solo si sube materia prima. Luis Mendoza, presidente del Gremio de Panificadores de Imbabura dijo que han pensado en el porvenir de los clientes y las familias. “Desde el más rico hasta el más pobre comemos pan entonces es tan difícil con la economía que tenemos. Subir ahorita es difícil por eso no vamos a alzar ningún costo a menos que suba la materia prima”, aclaró.

Análisis. También señaló que han analizado el aumento de sueldos de los trabajadores y que incluso este año los arriendos para locales han subido pero debido al momento difícil por el que atraviesa el país, se mantendrán en el mismo valor. En cuanto a los arriendos Mendoza hizo un llamado a las autoridades para que se haga un control de los valores pues afirma que muchos compañeros se ven afectados por el alto valor que representa.

En el centro de la ciudad, por ejemplo, los arriendos van desde los mil dólares ya que para una panadería se necesitan locales amplios para los hornos y otros implementos.

“Es complicado porque tenemos que gastar en el arriendo, servicios básicos y el pago de sueldos para las personas que nos ayudan. Estamos pasando por un momento muy difícil pero tenemos que acoplarnos a las decisiones del gremio. Solo espero que la situación mejore”, dice José Rodríguez, propietario de una panadería del centro de la ciudad.

Reacciones. Sonia Quimbia, propietaria de la panadería Colonial, dijo que estaban esperando una confirmación para el alza pero en vista de la decisión del gremio los precios se mantendrán. Al conocer sobre la necesidad de agremiarse para acceder al posible subsidio del diesel se mostró bastante interesada en acceder a una certificación que le permita formar parte de la asociación.

Por su parte, los ciudadanos están contentos con esta decisión pues “el alza afectaría significativamente los bolsillos. Es bueno que hayan considerado la situación”, dijo el ciudadano José Cachimuel.

Las panaderías de la ciudad de Ibarra se mantienen con los precios habituales sin que exista algún cambio autorizado.
Hasta el momento la materia prima no se ha elevado y por eso la decisión de no subir el precio.