El polígrafo

El Presidente de la República, tan acostumbrado a los golpes mediáticos, lanzó la propuesta de someterse a la prueba del polígrafo, pero al mismo tiempo exigió que el Coronel César Carrión, quien estaba acusado de ser parte del plan para acabar con su vida y que ahora está libre, haga lo mismo.

En el un caso, la determinación del Primer Mandatario era para comprobar si en realidad tenía relaciones de amistad con las FARC, y en el caso del Coronel Carrión para saber si tuvo o no tuvo que ver con el acto de presunto magnicidio el 30 de septiembre. El polígrafo se ha puesto de moda en el país, pero su uso y la convocatoria para que los testigos se sometan a esta pruebas que pretenderían encontrar verdades, implicaría mucho dinero y ocuparía mucho tiempo hasta que todos declaren y se sometan a las pruebas técnicas correspondientes. Nuestra curiosidad nos llevó a buscar con precisión de que se trata y encontramos que el llamado detector de mentiras, máquina de la verdad o polígrafo “es un tipo particular de instrumento de medición utilizado para el registro de respuestas fisiológicas. Registra las variaciones de la presión arterial, el ritmo cardíaco, la frecuencia respiratoria y la respuesta galvánica o conductancia de la piel, que se generan ante determinadas preguntas que se realizan al sujeto sometido a la prueba…”. A este paso, para descubrir las verdades de hechos que no se aclaran en el país, la utilización del polígrafo vendría bien, aunque sea para estar entretenidos. ¿No creen? .