El polémico Impuesto Verde llegó ya a su fin

Ibarra/Quito. La Asamblea aceptó el veto parcial del Ejecutivo al proyecto de Ley que deroga del denominado Impuesto Verde. El tributo quedó eliminado con 86 votos a favor y 22 abstenciones. La resolución será publicada en el Registro Oficial para que entre en vigencia.

No cumplió los objetivos. Esta Ley elimina el tributo ambiental, considerando que no cumplió los objetivos para los que fue creado, es decir, promover conductas sociales que sean ambientalmente responsables, sino que tuvo un carácter eminentemente recaudatorio y afectó a miles de ciudadanos que no pudieron cancelar sus obligaciones.

No cambia lo establecido. Homero Castanier, vicepresidente y ponente del informe no vinculante de la Comisión de Desarrollo Económico, subrayó que los textos propuestos en la objeción parcial no cambian el espíritu de la ley, no cambian lo inicialmente establecido por el la Asamblea Nacional, más bien aclaran el alcance de su articulado, por lo cual mocionó que el Pleno se allane a la totalidad de las observaciones formuladas por el presidente de la República, Lenín Moreno Garcés, a fin de que este proyecto sea remitido, a la brevedad posible al Registro Oficial.

Chatarrización. Según la norma aprobada, para iniciar un trámite de chatarrización no será requisito previo la cancelación de obligaciones pendientes por el impuesto ambiental y quienes se acojan a este proceso podrán importar un vehículo eléctrico nuevo libre del pago de derechos arancelarios.

Sin intereses. Se dispone el 100 % de la remisión de intereses, multas y recargos derivados del saldo de las obligaciones determinadas y pendientes de pago correspondientes al Impuesto Ambiental a la Contaminación Vehicular y a la tasa del Servicio Público para el Pa-go de Accidentes de Trán-sito, conforme a los términos y condiciones establecidas en esta Ley y la resolución que para el efecto emita el Servicio de Rentas Internas y el ente regulador competente en materia de tránsito. Para beneficiarse de la remisión podrán pagar hasta el 27 de diciembre de 2019 el 100 % del saldo del capital adeudado o concluido el plazo anterior, deberán pagar en el lapso de tres años.

Descuento. También establece que los valores determinados e impagos correspondientes al presente año tendrán una rebaja del 50 % del valor a pagar, otorgándose así a los contribuyentes las mismas condiciones vigentes en el 2018.

Suspensión de cobros. Según el proyecto, la autoridad tributaria suspenderá de oficio los procesos de cobro, incluidos los coactivos que se hubieren iniciado en contra de los contribuyentes que se acojan al proceso de remisión de intereses, multas y recargos, de sus obligaciones pendientes de pago correspondientes al impuesto verde.

Agridulce. La derogatoria de este impuesto fue promovida por el Colectivo Fuera Impuesto Verde, sin embargo, consideran que esta victoria es un tanto agridulce pues lo que esperaban era la condonación de las deudas. “Habían personas que no podían matricular sus autos por el costo tan alto pero ya no tendrán que pagar, por ejemplo, 1 500 pues ahora serán 500 o 550 dólares, valores que siguen siendo altos pero más asequibles”, explicó Andrés Mora representante y coordinador de este colectivo en Imbabura y Carchi.

Añadió que las personas están complacidas, no totalmente, pero de todas formas es una victoria.

Autos eléctricos. Sobre este tema Mora dice que se hará realidad con el paso del tiempo pues aunque ya no tengan aranceles, de todas formas el valor sigue siendo alto.

“Pero es un incentivo para quienes quieran quedarse con ese cupo y en algún momento traerse su carro eléctrico. Es un paso hacia adelante y no hacia atrás”, enfatizó.