El podio del 4×4 se les escapó a Dután y Sanipatín

podioLos pilotos imbabureños arrancaron la temporada con un sabor agridulce. El campeón del año pasado, Miguel “Chino” Sanipatín, no empezó con pie derecho como en el 2015, en la cual ganó en la primera carrera del año.  Sin embargo se colocó en el “top five” en la clasificación general del Campeonato Regional Sierra Norte de 4×4, que reunió a 26 máquinas.


Esta vez la pista que abrió el evento tuerca fue el cantón Mira en Carchi. Hasta allá fueron pilotos de Pichincha, Imbabura, Sucumbíos y Tungurahua.  La competencia se desarrolló con el mismo sistema de competencia de años anteriores.
La prueba se dividió en tres fases. Las dos primeras etapas fueron de clasificación y la última manga la final.

 

PROBLEMA
Miguel Sanipatín a pesar del daño dio guerra en la fase final. Su vehículo el número 620, en la última vuelta de la primera manga, sufrió un daño mecánico en la transmisión.
El equipo de colaboradores trabajó a contrarreloj para reparar el bólido durante el descanso. Afortunadamente el repuesto estaba listo para colocarlo.
“Se rompió la transmisión. Fueron 40 minutos que nos demoramos en cambiar la pieza. Fue un buen trabajo y tiempo récord”, dijo Sanipatín.
En la última parte de la carrera el “Chino” aceleró con toda la confianza con el objetivo de descontar terreno al ganador de la primera válida que fue Germán Castro de Tumbaco.

OTROS RESULTADOS
Cinco imbabureños asistieron a la prueba regional pero tres finalizaron la carrera.
Miguel Sanipatín finalizó en quinto puesto detrás del piloto otavaleño Geovanny Dután, quien hizo una aceptable competencia tanto en la fase de clasificación como en la final. Él se llevó 14 puntos al igual que Sanipatín, excompañero de la escudería GD Autos. Otro imbabureño que también peleó fue José Paredes, quien se ubicó en en el sexto casillero con 13 unidades.
Los dos pilotos que no completaron la competencia fueron Juan Carlos Chicaiza y Jorge Sanipatín. Este último abandonó la pista luego de que se impactó con el montículo. El golpe rompió la dirección. Ahora los cinco pilotos alistan sus bólidos para la segunda válida que se realizará en Píllaro el próximo 27 de marzo.