El parque Yaznán de Cayambe es muy inseguro

cayambeCAYAMBE. En el parque Yaznán no existe iluminación y seguridad, en el lugar han ocurrido violaciones y robos, los juegos infantiles y el avión necesitan mantenimiento urgente.

La Asociación de Vendedores 23 de Junio, son los encargados de dar soporte al mantenimiento del Yaznán, todos los miembros aportan mensualmente dinero para dar soporte a las aproximadamente cuatro hectáreas de parque, pero no es suficiente necesitan más apoyo.

Las noches en el parque son oscuras, la iluminación no es suficiente para toda la zona, “Los focos que hay, dan luz igual a una vela”, manifestó María Carrillo quien por más de 17 años es vendedora en el Yaznán. “Por dos ocasiones me han robado en el negocio”, por la falta de seguridad dueños de lo ajeno dañaron la infraestructura que protege su mercadería, Carrillo indicó que es necesario que exista mayor control y que ni la Policía puede hacer bien su trabajo por la falta de luz. Los juegos infantiles están llenos de leyendas y grafitis de amor y en otros casos con palabras obscenas, realizadas por algunos visitantes del parque, la administración supone que la mayoría de estos escritos y dibujos se hicieron por jóvenes en la noche por la falta de vigilancia e iluminación.

Ricardo Chávez, administrador del parque, indicó que la Asociación de Vendedores y el Gobierno Parroquial, a quién se le adjudicó el parque, hacen el esfuerzo de mantener el lugar en las mejores condiciones posibles, “La limpieza, riego y mantenimiento del parque lo realizo de sol a sol, pero hay días que no se avanza por la carga de trabajo”, la falta de recursos económicos es la que no permite mejorar las instalaciones. Sobre todo en época de verano, los vientos corren fuertemente y hacen que la estructura del avión ubicado en una pequeña colina del parque tambalee, el mantenimiento de este medio de transporte que participó en la Segunda Guerra Mundial, es urgente.

“Realizaba mis ejercicios bajo la sombra del avión y salí despavorido del lugar cuando parecía se iba a caer por el movimiento y el rechinar de los fierros viejos”, manifestó Milton Madrid, usuario del parque, quien indicó que dio parte a las autoridades y acudieron a soldar la base pero no es suficiente, se necesita una nueva estructura de soporte.

Pedro Espín, director de obras públicas del Municipio de Cayambe, mencionó que se ha evaluado la situación del parque y que por disposición del alcalde se ubicará cuatro reflectores para que mejore la iluminación nocturna y mejorar la visibilidad y la seguridad del Yaznán. Las obras para el parque no ingresaron al presupuesto anual, pero según Espín para el próximo año se tiene como prioridad incluir dentro de los proyectos municipales la iluminación y seguridad.

“El parque es la cara de la ciudad, los visitantes es lo primero que observan cuando visitan Cayambe” y afirmó que por los problemas de violaciones y robos se enterró una roca que era “una guarida de delincuentes”, con el objetivo de proteger a la ciudadanía. José García, joven turista, dijo que el parque Yaznán es uno de los más bellos que ha conocido pero que la ciudadanía debería interesarse más por cuidar las instalaciones. Para Marco Hidalgo, comerciante del parque, manifestó que es muy complicado quedarse hasta la tarde en el comercio por el peligro, “El Yaznán es muy inseguro”.