El papel del Gobernador

Los cambios de gobernadores en siete provincia del país -coincidencialmente en donde se sintió un fuerte revés electoral del movimiento de gobierno en febrero- se veía venir. Los rumores a raíz del fuerte golpe en las urnas empezaron casi enseguida de conocerse los resultados.

En la provincia de Imbabura, el ahora exgobernador, un técnico de carrera de Emelnorte, se puso la camiseta desde un comienzo y prefirió dejar la concejalía de Ibarra para aceptar esta designación que provenía desde las altas esferas gubernamentales. Era quizá una de las autoridades provinciales y locales más mediáticas. Su trabajo se observó ampliamente en las redes sociales y su trabajo conllevó a una estabilidad en la provincia desde el punto de vista político, aunque con seguridad quedarán tareas pendientes. La sorpresa fue que el exprefecto quien perdió en las urnas su reelección ha sido designado y claro, debe ser difícil consolidar un apoyo provincial luego de las secuelas que con seguridad deja la falta de apoyo en las urnas. Se debe redoblar el trabajo y se debe tener a una coordinación entre las instituciones cuyo trabajo, por disperso, no fue capitalizado políticamente. Si el actual gobernador cumple una buena tarea, debemos esperar buenos resultados en la provincia. Hay que desearle suerte.