El país necesita dialogar

Varios temas nacionales importantes pasan por sus momentos difíciles. Los ecuatorianos en lugar de dialogar buscan todo tipo de justificaciones para enfrentarse, ya sea con palabras subidas de tono, con actitudes que más buscan disociar o simplemente, desechan el criterio de quienes piensan diferente. Los sectores políticos son un ejemplo de ello y, lastimosamente, las organizaciones sociales y los gremios también han sido contagiados. Los líderes nacionales y locales se están ocupando de cosas muchas veces reñidas con la ley (léase corruptelas) o están dedicados a minucias, sin identificar los problemas que tiene la sociedad. Hay pobreza, corrupción, falta de recursos para atender la obra pública, no hay trabajo, existe desadministración institucional, conflictos que no encuentran salida, falta de transparencia pública. Ecuador necesita que colectivamente nos pongamos de acuerdo sobre temas básicos.