El Olivo, un barrio que camina firme

PAG-3-FOTO-1Con la construcción del desvío para el transporte pesado e interprovincial “Cañaverales – Chorlaví”, se espera descongestionar la actual vía Panamericana norte en el sector de El Olivo, que en horas pico se ven largas filas de vehículos. En el sector desde hace algunas semanas se estan construyendo las veredas, cunetas y bordillos, que hacían falta en la “Pana Norte”, dentro de la extensión del barrio.

PROGRESO. En la vía se encuentra el paradero de Yolanda Ipiales, quien vive desde hace ocho años en el sector. Desde tempranas horas de la mañana se levanta para preparar la fritada que vende al filo de la “Pana”, mencionó, “la colocación de las veredas me ha beneficiado mucho, porque antes era puro polvo, pero ahora como que ya no hay mucho, y se puede atender de mejor manera a los clientes”.

Otros de los negocios que se han beneficiado de la obra, son las vulcanizadoras que se encuentran a orillas de la vía. Antes el acceso a los talleres era complicado por el estado del camino, que era de tierra, y llenas de huecos.

RECLAMO. En el barrio no todo es noticias positivas, Luis Martínez, quien vive desde hace 20 años mencionó, “en el barrio hay la fundidora que funciona los jueves, el problema es que el humo llega hasta los hogares y es un olor fuerte, además al lado está el centro infantil y nos afecta el humo”. Otra de las observaciones que hace es con respecto a la seguridad “aquí hay muchas cantinas donde se reúnen los jóvenes por la noche a tomar y después hay peleas entre ellos, llamamos a la Policía, les retira, pero después de diez minutos regresan a seguir tomando”

Giovanny Ortiz, quien vive diez años mencionó que, “lo que yo he podido ver es que las obras que se construyen las hacen a medias, y dejan los materiales en la vía y después eso se llena de basura, otra cosa que le falta al barrio es un UPC, la Policía sí viene cuando les llamamos pero después se van”.

SEGURIDAD. Leonardo Chafuel, mencionó, “es necesaria la presencia permanente de Policía Nacional, porque en la noche no hay vigilancia policial, es por eso que últimamente sí se han registrado robos por este sector, las vías necesitan mantenimiento, muchos jóvenes se reúnen fuera de los bares que se encuentran en la Pana y se pelean”

“todavía hay inseguridad aquí, antes teníamos las alarmas comunitarias pero nos quitaron, necesitamos de la presencia de la Policía” dijo Ximenta Torres, quién vive 20 años en el barrio.