El objetivo es la salud y el medio ambiente

altTulcán. Con la finalidad de precautelar la salud de los agricultores y el medio ambiente en la provincia, hace un año y medio se conformó la Veeduría Ciudadana Agrícola, obteniendo logros importantes en su accionar.
El proyecto está liderado por la Unidad Técnica del Carchi del Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias (Iniap).

 Objetivos alcanzados. El grupo de veedores que pertenecen a los seis cantones de la provincia, lograron que Agrocalidad se comprometa a la verificación y cumplimiento de la resolución de junio del 2010, que cancela los registros de algunos plaguicidas extremada y altamente peligrosos que se distribuyen en el país y que son clasificados por la Organización Mundial de la Salud como I a y I b, respectivamente.

María Isabel Jiménez, directora Ejecutiva de Agrocalidad, ratificó el compromiso de la entidad en asumir los controles e inspecciones para que los productos citados no se comercialicen más.
Cristian Cárdenas, director de los Alimentos de la mencionada institución, ratificó la necesidad de realizar seguimiento a las reevaluaciones de los productos de las categorías toxicológicas mencionadas y que aún se expenden, a fin de reducir en formas progresiva el listado de estos productos en el país.
Además, en la provincia norteña, el Gobierno Provincial  y municipalidades están trabajando en la disminuir la contaminación ambiental producida por los envases vacíos de pesticidas y que en la actualidad se eliminan en campo abierto y en fuentes de agua.

   Involucar a más agricultores. El grupo de veedores, además de denunciar este problema, promueven y facilitan los encuentros institucionales con el propósito de promulgar un proyecto provincial de manejo de este tipo de desechos y que se espera sea pionero en el Ecuador.
La veeduría espera que otros agricultores se interesen por el tema, pues consideran necesario que los ciudadanos se involucren en el desarrollo a través de acciones concretas que, de manera equitativa, mejoren la calidad de vida