El objetivo era ingresar los artículos robados a Colombia

Tres días bastaron para que los miembros de la Policía Nacional recuperaran los objetos que fueron robados en los exteriores de un hotel de Ibarra, el pasado sábado.

En redes sociales se viralizó el video de una cámara de seguridad en donde se aprecia como un astuto delincuente, en menos de un minuto, saca el vidrio de la ventana de un automotor y, de su interior, se sustrae varios artículos de producción de video. Una vez cometido el hecho, el sujeto se retira apresuradamente del lugar.

Tras conocer el hecho, los agentes investigadores de la Policía Judicial empezaron su labor y, luego de alertar sobre el delito a sus similares de todo el país, buscaban al responsable del hecho, descubriendo que se trata de una presunta organización delincuencial, conformada por ciudadanos de nacionalidad extranjera, según informó el comandante de la Zona 1, Pablo León.

Según el parte policial, aproximadamente a las 10:45, los miembros de la Jefatura de Investigación Antidrogas de la Subzona Carchi se encontraban realizando un operativo de rutina en el Control Sur y frenaron la marcha de un vehículo marca Mazda modelo 323 verde, que era conducido por Víctor I., de nacionalidad colombiana.

Los agentes informaron al sujeto que realizarían un registro al automotor y el conductor les respondió que se encontraba viajando hasta el sector de la Gruta de Fátima. En los asientos traseros encontraron un cartón, que contenía en su interior: un dron con sus accesorios, dos trípodes de cámaras fotográficas, una cámara con sus accesorios, tres tablet en mal estado, una chaqueta negra de mujer, un reloj y un electrocardiógrafo.

Los efectivos policiales se percataron de que los artículos eran similares a los sustraídos en el parqueadero de un hotel en Ibarra, por lo que de inmediato informaron el hecho a los policías imbabureños. Las investigaciones continuaron y se capturó a dos sujetos que serían quienes efectuaron el delito, los mismos que fueron localizados en Quito, en el vehículo en donde huyeron tras el robo.