El nuevo mercado de Otavalo (II)

gonzalo-jaramilloConsidero que en el estudio técnico de este proyecto se consideraron entre muchos aspectos: el  tamaño óptimo del mercado para la población actual, un adecuada localización; se estableció la superficie necesaria, la altura libre necesaria para el nuevo edificio, condicionamientos ambientales (temperatura, humedad, iluminación, eliminación de desechos sólidos, tratamiento y recolección de residuales líquidos, etc.), red de servicios básicos adecuada.Para su ubicación, imagino, se determinó la proximidad de los clientes, la accesibilidad de los clientes a través de los medios de transporte (buses, taxis, etc.), espacio de parqueos, superficies de carga y descarga, el nivel de equipamientos, comunicación y accesos, así como la disponibilidad de Recursos Humanos (supongo que se han considerado a todos los comerciantes del viejo mercado, así como deben haberse abierto mesas de diálogo con estos protagonistas).

Se deben haber determinado riesgos potenciales, riesgos inherentes a las propias actividades económicas del mercado, factores macroeconómicos, se visibilizo la posibilidad de terminar con monopolios y monopsonios. Supongo como muchos connaturales que se proyectó también por la municipalidad tener libres de comerciantes las tres calles longitudinales aledañas al actual mercado que son los fines de semana ocupados por vendedores y comerciantes, dando el aspecto de un enorme mercado a la ciudad. Si todos estos parámetros han sido tomados en cuenta, es un proyecto que debe ser apoyado por todo el conglomerado. Oponerse significa dar marcha atrás en los espacios de crecimiento económico y social de la ciudad. Prácticamente en estos momentos del proyecto, es difícil cuestionar otras alternativas más baratas para un nuevo mercado, similares a las ciudades de Loja, Ambato o la misma Capital de la República. Por hoy cabe apoyar la construcción de esta mega obra para la ciudad, solicitando que se respete los espacios de debate, participación ciudadana y las aspiraciones de los comerciantes actuales.  

 

Gonzalo Jaramillo Castro. M.D.
      gonjarc@hotmail.com