El nuevo Alcalde de Ibarra deberá asumir varios desafíos en su administración

Ibarra. Planificar el desarrollo cantonal y formular los planes de ordenamiento territorial con el fin de regular el uso y la ocupación del suelo urbano y rural, estas son algunas de las competencias que tienen los Gobiernos Autónomos Descentralizados municipales.

Uno de los grandes desafíos para quien asuma la municipalidad de Ibarra en las próximas elecciones, es la construcción, remodelación o reubicación del mercado Amazonas.

Aunque las opiniones de los comerciantes son divididas, la nueva autoridad cantonal deberá continuar con este proyecto, a pesar de que la primera fase del nuevo espacio ya está terminada, sin embargo la decisión la tendría también quienes formen parte del concejo municipal.

Espacio. Los más de 3 000 comerciantes atraviesan inconvenientes en el sitio, que tiene más de 50 años de construcción.

Unos se quejan de las goteras, de la presencia de ratas y otros dicen que la infraestructura no es la mejor para expender la variedad de productos que se encuentran en los sectores abierto y cerrado.

Comentan que existe una desorganización total de la ubicación de los puestos. Por ejemplo, junto a donde expenden carnes está la venta de calzados.

María Sandoval trabaja en el lugar durante 20 años, se dedica a la venta de ropa interior y deportiva, su puesto está ubicado en las avenidas Alfredo Pérez Guerrero y Eugenio Espejo, justo al exterior del mercado. Para ella la reubicación a un nuevo espacio no es la apropiada, pero sí la remodelación de la infraestructura. El lugar donde se ha pretendido hacer el nuevo mercado de Ibarra, para la comerciante es muy lejos. “Todo es un desastre”, dijo María refiriéndose a que el lugar está sucio, a pesar de que en algunas ocasiones organizan mingas.

Planes. El sueño de esta comerciante es que los puestos sean modernos.

“Queremos quedarnos aquí mismo por nuestros clientes”. Desde las 08:00 hasta las 18:30 está María en su local, de domingo a domingo.

Pero aseguró que a pesar de que pasa la mayor parte de su tiempo en el mercado, las ventas siguen bajas y otro de los problemas que también debe enfrentar la nueva autoridad cantonal, es el comercio informal que cada vez sigue ganando espacio. Patricia Galárraga comentó que irse a otro lugar es difícil, “porque aquí casi ya no hay clientes, peor será si nos vamos a otro sitio”.

Además, hay quienes se oponen a quedarse en el mismo lugar como Blanca Quiguango, quien es presidenta de la Unión de Organizaciones de Comerciantes de Ibarra.

Señaló que han solicitado por varias ocasiones un cambio del mercado, ya que considera que es la imagen de la ciudad.

“Queremos que se ejecute en el lugar donde ya se ha construido una parte”. Blanca cree que la reubicación es mejor porque de esta manera se organizarían las diferentes secciones.

“Lastimosamente si se da el mercado aquí mismo vamos a estar como estamos y nunca va a cambiar”, dijo la comerciante.

Además, comentó que es hora de cambiar, “las nuevas autoridades tienen que hacer el mercado, continuar los trabajos donde se dejó a medio hacer”.

Servicio. Otro desafío para quien llegue a la alcaldía es mejorar el servicio de agua potable, ya que según el gerente de la empresa municipal de agua potable y alcantarillado, Emapa-I, Mauricio Larrea, el sistema está obsoleto ya que son más de 20 años que viene funcionando.

Dijo que esto origina la necesidad de hacer una evaluación objetiva para cambiar el sistema en ciertos sectores.

Añadió que la modificación de la red de agua potable de Ibarra superaría una inversión de 55 millones de dólares.

Los comerciantes aseguran que además de la presencia de ratas existen goteras en algunas tejas.