EL NORTE se ha vendido 25 años con alegría

ventasIBARRA. 25 años atrás el Diario EL NORTE espezó su circulación en la ciudad de Ibarra, contando con la ayuda de los canillitas, quienes han colaborado a la difusión del periódico acompañándonos durante todos estos años.
Durante estos 9125 días, aproximadamente, el Diario ha sido vendido por estas personas que son ejemplo de trabajo y constancia.

Doña María. La señora María Rosario Arias Rivera se ha dedicado a esta bella labor desde jóven, por este motivo ha visto el desarrollo de EL NORTE, junto a su historia.Comenta que tiene un cariño muy grande por la institución. Al principio la gente no aceptaba totalmente al Diario, ya que pensaban que era algo pasajero, pero el constante desarrollo y evolución de mismo hizo que las persona lo hagan su preferido. Además los imbabureños nos vemos identificados con EL NORTE por ser algo nuestro, comentó doña María.

La pregunta constante que le hacen todos los días es: “tiene diario El Norte”. Ella madruga a las 4:30 en la mañana para llegar a las 6:00 a su lugar de trabajo que está hubicado en el parque de La Merced.

Doña Blanquita. Blanca Esperanza Cárdenas es una mujer “Canillita” que ha crecido en este negocio y ha vivido 25 años viendo la constante evolución del Diario EL NORTE.  Sus Abuelos empezaron en este negocio, donde se recibía 5 centavos de sucre como ganancia de la venta de cada diario.

Ella concuerda con Doña María en que la gente pensó que el diario iba a ser algo pasajero, pero ahora es el que primero se termina en sus puesto. Lo que más le ha llamado la atención es que el cambio ha sido notorio y la creación de nuevos productos, así como el planteamiento de las portadas, ha hecho que cada día EL NOERTE gane adeptos.

Respeto. Estas dos dignas representantes de los “Canillitas” se han hecho merecedoras, como todos los demás, de todo el respeto y admiración de los pobladores de la zona Norte del país. Ellas son las que impulsan al diario desde sus inicios y ayudan a que el periódico crezca y llegue a sus lectores con una sonrisa.