El Nacional no pudo contra Emelec en casa y terminó en empate doloroso

Quito.- Cotejo sin mayores luces. Resultó un trámite accidentado, repleto de errores y con voluntades a medias. Ante poco más de 3.000 aficionados en el Atahualpa, El Nacional recibió a Emelec en la continuación de la Fecha 13.

Emelec dominó a sus anchas y sin hacer demasiado. El plan de Soso de colocar a Hólger Matamoros como distribuidor de balón resultó muy atinado. El Nacional tuvo una respuesta vaga y lenta, siempre a destiempo el equipo de Favaro aguantó el cero.

Con los criollos luciendo como visitantes en su cancha, el primer tiempo expiró con lo que tenía que pasar. Pase entre líneas de Matamoros y llegada libre de Carlos Orejuela para gambetear dos veces y definir ante Padilla el 1 por 0 a favor de los azules.

Para el segundo tiempo fue Eduardo Favaro quien retocó su estrategia. Sistemáticamente realizó las tres variantes con la intención de ir corrigiendo taras propias de un equipo que no encuentra rumbo. Emelec se refugió con orden y faltas excesivas.

De entrada fueron Adolfo Muñoz, Jorge Ordóñez y Luis Segovia quienes se perdieron sendas chances de marcar el empate. El Nacional creció más por ímpetu que por calidad. La tensión creció y fue aumentando a medida que avanzó el cronómetro.

En ese contexto, los Puros Criollos igualaron el partido. A fuerza de empujones y repetición, el joven centro delantero Ronny Medina se elevó por encima de su custodio ante un centro de Ángel Gracia y la mandó a guardar para el 1 por 1 en El Batán.

El tramo final fue de mucha intensidad. El Nacional buscó con pelotazos cruzados la presencia de sus ofensivos. En la última, un empujón de Vega terminó en la sanción de un penalti. Tras de la pelota fue Jorge Ordóñez, pero Dreer atajó y salvó el empate.