El Nacional ganó por la mínima en el Atahualpa y festejó su cumpleaños

nachito
Quito (API) La noche del aniversario de El Nacional vino con mucho frío. Ante unas 3.500 personas en el Atahualpa, el Rojo conmemoró en cancha sus 54 años de fundación recibiendo a Deportivo Cuenca, un cuadro urgido por las circunstancias que lo tienen al fondo de la tabla.

El primer tiempo fue muy lento. El Bi-Tri no consiguió encontrar su juego. Las ausencias de Parrales y Angulo afectaron en gran medida al funcionamiento ideal de Favaro. El joven Ronnie Medina lució perdido y sin la suficiente presencia para hacerle frente a un Deportivo Cuenca ultra defensivo.

Los únicos intentos del Rojo fueron obra de Jonny Uchuari, siempre movedizo, pero últimamente falto de precisión para los últimos metros. El Nacional resultó irreconocible en el gramado del Atahualpa, se contagió por el pésimo momento y ejecución de su rival.

El final del primer tiempo vino con algún coqueteo de la visita. Deportivo Cuenca se atrevió con alguna arremetida frenética del hábil Juan Diego Rojas que, siempre de media distancia, buscó sorprender al buen golero Johan Padilla, que aguantó con rigor los embates en su valla.

El complemento tuvo un arranque tibio. El Nacional no encontró conexión con la dupla Samaniego-Uchuari en el medio sector. Nuevamente el ataque fue sin brújula de los criollos, que padecieron de la falta de protagonismo de su manija Manuel Balda en el sector de generación.

Al minuto 64 se dio el punto de quiebre del juego. El defensor central Rubén Cangá vio la roja luego de una franca agresión contra Manuel Balda. Los morlacos se quedaron con uno menos y su fragilidad se acentuó aún más sobre el gramado del Atahualpa. Sanguinetti no le encontró la vuelta.

Luego de la turbulencia en el rival, el Rojo se animó a más. Favaro tocó su estrategia y cambió la cara del trámite. Un pase enorme de Samaniego al minuto 73 fue hallado en el aire por Adolfo Muñoz que, acomodándose en el área, definió con maestría para el 1 por 0. Segundo tanto del ‘Enano’ en el torneo.

El Nacional se sintió mucho más tranquilo con el tanto de ventaja. Muñoz se paró como organizador y sumó más habilitaciones que Balda. Samaniego corrigió su andar y rompió el hielo. Los laterales Carabalí y Gracia se pararon firme y se constituyeron en los mejores del partido.

En el tramo final, Deportivo Cuenca intentó irse para adelante. Nuevamente apareció la figura de Juan Diego Rojas para tratar de poner algo de peligro en campo contrario. De todas maneras, el hombre menos lo sintieron los morlacos, que pasados los 85 minutos terminaron sin aire para seguir corriendo.

Victoria importantísima de El Nacional. Con 22 puntos, el Rojo ya es sexto, luego de acumular seis juegos invicto. Deportivo Cuenca, por su parte, no deja su periodo de vacas flacas y con 9 puntos, es colista de la Primera Etapa, lo cual significa que entrará muy presionado al segundo semestre.