El Museo Viviente Otavalango

El Museo Kichwa Viviente Otavalango, fundado en 2011, en la ciudad de Otavalo-Imbabura, es un proyecto que busca dar a conocer las costumbres y tradiciones de los pueblos indígenas de la zona, aquí se conservan telares ancestrales que en la actualidad y a cargo de alrededor de 20 personas, sirven para elaborar una variedad de artesanías en lana, algodón e hilo orlón. Se aprecian cinco telares de pedal y uno de cintura, este último se cree que apareció antes de la llegada de los españoles, en la época de los Incas, se le considera por lo tanto el más antiguo, va sujeto a la cadera del artesano y lleva más tiempo la elaboración de prendas. El telar de pedal en cambio, facilita la confección, los dos telares son hechos de madera en forma artesanal.

En este espacio los turistas nacionales y extranjeros aprecian paso a paso la elaboración de las prendas, además de la variedad de vestimentas como bufandas, ponchos, cobijas, tapices, chompas; también aprenden a manipular los telares, con lo cual contribuyen a elaborar estas artesanías a través de estos métodos ancestrales, con el fin de rescatar y dar a conocer estas prácticas que de a poco se han ido perdiendo.

En el Museo se fomenta diversas manifestaciones culturales como música y arte, sitio readecuado donde en 1821 fue la Hacienda Quinta de San Pedro y posteriormente la antigua Fábrica San Pedro, dedicada a la elaboración de cobijas.