El Municipio de Tulcán vigila viviendas situadas en zonas de riesgo

Tulcán. La Comisaría de Construcciones del Municipio de Tulcán vigila las edificaciones situadas en zonas de riesgo como quebradas, riberas, pie de montaña, entre otros.

Riesgo. Juan Egas, director de Planificación, precisó que hace un par de años se resolvió reubicar a familias que vivían al pie de la montaña en la Avenida Centenario, sin embargo, se ha detectado que hay al menos seis familias viviendo nuevamente cerca a la zona. Otro punto de preocupación es la ribera del río Tajamar a lo largo de la cual se calcula hay 50 infraestructuras que se levantaron sin autorización municipal. Las casas situadas atrás de la cooperativa Vivienda Popular, en zona de montañas también se consideran en riesgo.

En estos casos, el funcionario cita el Municipio hace visitas técnicas continuas emitiendo recomendaciones y en el mejor de los casos reubicarse.

En el caso de las viviendas cerca al río Tajamar se han hecho acercamientos indicando que las construcciones no pueden superar una planta. Esto porque en ocasiones las riberas son rellenos por lo cual no se puede colocar mayor peso. Las viviendas que no han sido edificadas con normativa técnica profesional han presentado fisuras durante los sismos registrados este año.

Normativa. Según el Código de Ordenamiento Territorial para precautelar la seguridad de los usuarios de estos espacios, el ancho de protección en los ríos es de 50 metros desde la orilla, en las quebradas 20 metros desde el borde superior, canales de riego 15 metros desde el borde del canal, vías expresas 25 metros y líneas de transmisión eléctrica 25 metros. “Siempre se realizan inspecciones en conjunto con la Comisaría de Construcciones para evaluar el riesgo posible en construcciones nuevas o ampliaciones que se realizan”. La oficina municipal recuerda algunos parámetros para las nuevas construcciones. Por ejemplo: las columnas deben tener columnas de 30 por 30, 8 hierros, doble estribo.

Juan Carlos Cucaz, morador del barrio Tajamar, señaló que en el sector del puente existe un muro junto a la ribera. Pero cuando las lluvias son intensas las inundaciones no se pueden evitar. Precisó hace falta mayor cuidado a este espacio para evitar inconvenientes, incluso reducir la contaminación del afluente que también causa estragos a los residentes.