El mundo, un manicomio

Nuevamente las crisis, las guerras y el irrespeto por nuestro planeta se hacen presentes, sin considerar para nada que la convivencia pac´ñifica es la única forma de avanzar. La intolerancia, las formas equivocadas de ver la realidad, la concepción de que con la fuerza se puede someter a la verdad, la actitud irreverente ante la naturaleza que cada vez está más afectada por las malas políticas, nos hace presumir  que asistimos a un futuro no tan claro para la supervivencia humana.

Revisando un artículo de Ecuador News, escrito popr el ingeniero Rodolfo Bueno, corresponsal de este medio en Quito, podemos concordar que el mundo al parecer está manejado por desquiciados “..si no cómo explicar que se despilfarren los recursos del planeta en fabricar armas, cuya finalidad es arrasar con todo lo que vive; en producir y comercializar drogas, que embrutecen a los humanos; en traficar con personas engatusadas, principalmente en la prostitución, que denigra al que compra y al que vende; en sobreexplotar los recursos naturales de la Tierra, especialmente los no renovables, en detrimento de las generaciones que van a heredar este manicomio”. El mundo asiste a una época de convulsiones en donde las guierras, la matanzas y la lucha por el poder hegemónico es la regla. Se ha puesto a pensar usted ¿a dónde estamos conduciendo a este planeta?