El motociclismo está en los genes de la familia Yépez

IBARRA.- Álvaro y Santiago se han convertido en unos verdaderos referentes del motociclismo en la provincia. Amantes y seguidores de las motos desde muy pequeños. Diario EL NORTE conversó con ellos y conoció más sobre su vida y trayectoria en este deporte tuerca.

Álvaro Yépez
El deportista de 40 años de edad es aficionado a todas las actividades sobre ruedas. A esto se suma que le encanta el Trail. “Pienso que desde niños estuvimos vinculados a las motos y a los autos. Vivimos cerca al Autódromo de Yahuarcocha y siempre disfrute acompañar a mi padre a las prácticas y carreras de los autos Fórmula Escorpio ya que mi padre fue mecánico y copiloto de Fernando Madera, un gran amigo”, dijo Álvaro referente a cómo nació el amor por el deporte.

Su talento en acción
Para el experimentado piloto de motociclismo este deporte le ha llenado de varias satisfacciones. Su primera vez en competencia fue a los 10 años. Su padre le hizo participar en la final del Campeonato Nacional en la Cat. 80cc ubicándose en la tercera posición.

Desde entonces se desempeñó en varios campeonatos de Motocross, Enduro, y Hare Scramble, provinciales y Nacionales, siempre ubicándose en los primeros lugares. A esto se suman participaciones a nivel internacional, en los cuales tuvo un buen desempeño, que lo colocó entre los cinco mejores.

Su hermano gemelo
Santiago Yépez no solo comparte la misma sangre con Álvaro, sino también su amor por las motos. A los seis años empieza su afición por el motociclismo, que lo llevaría más adelante a obtener algunos títulos dentro de la provincia, cuatro a nivel nacional en la modalidad Hare Scramble y en Motocross, en la categoría mecánica nacional.

En cuanto a competencias internacionales ha tenido el gusto de acompañar a su hermano y a sus hijas en estos torneos, obteniendo buenos resultados.

Seguir sin rendirse
Los hermanos Yépez tienen claro que seguirán en esta disciplina mientras vivan. Ellos también saben que ahora el mundo tiene que cambiar por el virus que ha afectado a todos. Por eso envían su fraterno saludo para que sigan adelante en este deporte y nunca se rindan.