El mercado para Ibarra

De entre los varios ofrecimientos de campaña del actual alcalde de Ibarra, constaban proyectos que obedecerían, según dijo, a una seria planificación, lo que supondría ahorro de recursos, obras técnicamente bien realizadas y por supuesto, que respondan a las necesidades de la población. Con el pasar del tiempo, en la ciudadanía queda algo más que preguntas, porque en las calles se huele críticas de diversa índole porque “no se ven” las acciones ofrecidas.

Ahora, se habla de la remodelación del mercado Amazonas que fue un ofrecimiento del actual alcalde. Sin duda, es algo prioritario para Ibarra, pero no se conoce qué mismo se va a hacer, cómo se va a hacer, con qué recursos y si la planificación responde a una socialización con los comerciantes que a la postre son los más reacios a un cambio, más aún si no se tienen elementos de juicio para un análisis satisfactorio. Al momento los comerciantes no saben qué va a pasar cuando empiece la construcción del nuevo mercado. Al igual que sucedió en Otavalo, el nuevo mercado debe ser lo primero entre las prioridades, pero bajo reglas claras e información adecuada. Si eso no se da, solo seguirá siendo uno de los dibujos que aparecen en las cartas del agua potable diciendo que “Ibarra se pone más linda”.