El maquinismo bancario

La banca ecuatoriana ha incorporado tecnología electrónica de vanguardia de forma notable en sus procesos.

Como resultado del progreso de la informática y el perfeccionamiento de las máquinas, los entes bancarios han logrado que los usuarios realicen muchas transacciones de forma remota, usando dispositivos electrónicos móviles. También han incorporado equipos para que los clientes bancarios depositen y retiren dinero sin necesidad de ventanillas atendidas por personas.

Las oficinas bancarias lucen menos congestionadas y sus ventanillas de atención tienen filas más cortas.

Numerosas operaciones que antes requerían la presencia del personal del banco se hacen por medio del computador personal del cliente. Refinanciar el saldo de la tarjeta de crédito, por ejemplo, es algo que hoy decide y ejecuta el tarjetahabiente desde la comodidad de su escritorio.

Las operaciones de crédito de consumo están a disposición de los clientes, con montos y plazos pre aprobados, y se utilizan a elección y gusto de ellos. La electrónica ha permitido que la información de historial crediticio se maneje en línea y facilite la concesión o suspensión del crédito. La incorporación de tecnología en los bancos ha traído aparejada una fuerte desvinculación laboral afectando a miles de empleados del sector. Se pierden empleos “de calidad”. ¿Habrá un límite al maquinismo bancario?