El Kuya Raymi es fertilidad femenina

Otavalo. Según el calendario agro festivo de los pueblos andinos, el equinoccio de septiembre, Kuya Ray-mi, marca el inicio de la época de la siembra de granos. En esta fecha la madre tierra se encuentra en su etapa más fértil y por esa razón se da inicio a los seis meses femeninos del año.

Historia. En el estudio “Kuya Raymi, la fiesta de la fertilidad”, realizado por David Díaz Arcos, Mónica Hinojosa Becerra e Isidro Marín Gutiérrez, se asegura que, en la época incaica, antes de preparar la tierra para la nueva siembra se realizaban ofrendas o pagos. Esto consistía en compartir con los antepasados y la Pachamama una ofrenda de comida que se enterraba en la tierra. De esta forma, la tierra sería más fecunda y produciría mejores cosechas.

Tradición. Esta práctica se mantiene en los pueblos originarios, así lo confirmó Tayta Yuru Parayaku, amauta de la parroquia Natabuela en un conversatorio realizado el 21 de septiembre en la comunidad Carabuela, que fue parte de la programación que realiza la Federación de Pueblos Kichwas del norte del Ecuador, Chijallta, por sus siglas en idioma Kichwa.

Rocío Cachimuel, presidenta de la organización destacó que la celebración del Kuya Raymi fortalece la identidad, conocimientos y saberes de los pueblos, especialmente de los niños y jóvenes.

Cultura e identidad. “En esta época del año, la tierra está fértil y en preparación para recibir las nuevas semillas que se van a sembrar”.

El Kuya Raymi, este año se celebrará durante tres días. En Imbabura se eligió a mujeres jóvenes, representantes de los pueblos Kichwa Otavalo y Kayambi, en referencia a los elementos tierra, agua, fuego y aire. El evento se desarrolló ayer en el parque central de la ciudad. El Kuya Raymi concluye este día en la comunidad Carabuela en donde se realizará un encuentro cultural en el que se presentarán grupos de danza y música de varias comunidades.

Estudiantes y habitantes de varias comunidades participaron en la ceremonia de la fertilidad.
Yuru Parayaku sopla un Pututu durante la ceremonia del Kuya Raymi realizada el viernes en Carabuela.