El Juvenil Caleño, con sed de más triunfos

pibesEl equipo de fútbol Juvenil Caleño de la categoría 2005 es un verdadero fenómeno deportivo: de cuatro campeonatos en que ha participado, ganó dos, obtuvo un vice campeonato y un tercer puesto y ahora inició su entrenamiento para un nuevo torneo de fútbol, esta vez organizado por la escuela de fútbol de Tín Delgado.

Los niños de esta categoría vienen participando desde hace dos años y ahí están los resultados a la vista del trabajo en equipo.

Sueños. El fin de semana llega y los niños del equipo de fútbol del Juvenil Caleño categoría 2005 se levantan y comienzan a soñar con conseguir un nuevo título.

“Mami donde están mis zapatos, papá ya me alistaste mi uniforme, ñaño apúrate que voy a llegar atrasado y el Pedrito no me va a ser jugar”, frases como estas son comunes en los hogares de estos niños que se preparan para jugar sus encuentros de fin de semana en busca de conquistar su sueño, llegar a ser un futbolista profesional.

Jorge Herrera el “gato” como cariñosamente le llaman sus compañeros es el capitán del equipo y goleador con su velocidad y dribling es para los arqueros el más temido, cuando Matías en forma inteligente coloca los pases precisos para la consecución de los goles que a la postre servirán de victoria.

Pero tras ellos esta Ángel Patiño que con su potente disparo de media distancia y encargado de los tiros libres es el temido de los arqueros y pone a la barra de los rivales nerviosos con su ejecución, y que decir de Alejandro Paspuel que con su temperamento y espíritu ganador es el rey del medio campo.

Dicen que el medio equipo es el arquero y así lo demuestra Juan Fernando Díaz, no solo por su tamaño sino por su astucia y seguridad al pararse bajo los tres palos y sacar invicta su arco. Se suman el resto de sus compañeros de defensa media y delantera para hacer de este grupo un equipo de gladiadores en busca del éxito deportivo.

Pero qué decir del partido que juegan los padres, hermanos, tíos y abuelos que a gritos ensordecedores de ¡patea mijo!, “dale, dale, patea duro, corre… corre, juez eso es foul, baja, sube, marca, levántate”, son todos técnicos kinesiólogos, deportólogos, árbitros y hasta siempre hay uno que se olvida que es un juego de niños y grita y reclama más allá de la contienda deportiva. Pero esta es la fiesta del fútbol que se vive por este y otros equipos que cada fin de semana ve reflejada sus sueños de convertirse en campeones.