El juego de los sauditas

carlos-davilaHace pocas semanas el Gobierno ecuatoriano enviaba la proforma presupuestaria a la Asamblea para su debate y aprobación. Uno de los puntos que intrigaba al ambiente económico y político era la fijación del precio del barril de petróleo.


Importante elemento presupuestario porque la venta de crudo es el segundo mayor  rubro de los ingresos estatales, después de los impuestos. El Ministerio de Finanzas estimó ese precio en USD 79,00 y así lo aprobó la Asamblea. Para entonces ya habían  confusas expectativas respecto de esa derivada financiera –los futuros-  que determinan los precios del petróleo y de otras materias primas. El Ministerio había previsto un escenario adverso pero pensaba que ese nivel de precio daba incluso un colchón ante un eventual mercado bajista.
Pero, el viernes anterior el petróleo ecuatoriano caía más y se cotizaba en la Bolsa de Nueva York en USD 59,00 por barril. Este es el precio más bajo en los últimos cinco años. Peor aún, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), reunida hace pocos días en Viena,  no lograba un acuerdo en torno a disminuir el bombeo  de crudo de los socios del cartel  para provocar una escasez que levantara los precios. El principal opositor a la regulación de la oferta fue Arabia Saudita, el mayor productor del mundo. ¿A qué juegan los saudíes?
El mercado tiene por ahora un comportamiento atípico. Europa y Japón han entrado técnicamente  en recesión. China e India,  grandes engullidores de petróleo, no están creciendo como antes y por tanto demandan menores cantidades de materias primas.  Y,  Estados Unidos y Canadá hacen gala de su gran capacidad de producción a partir de nuevas tecnologías; pero, al ser altos sus costos de producción,  requieren de un precio de sustentación de alrededor de  USD 60,00. Todo parece indicar que los sauditas quieren forzar un mercado excedentario para sacar del juego a los productores norteamericanos. Si esto es realidad, tendremos precios bajos por buen tiempo.

 

Carlos Dávila Holguín
econdavila51@hotmail.com