El invalorable legado de un padre

altIbarra. Nuestro padre es un gran hombre sostienen los hijos del ex Suboficial de Policía Luis Cifuentes. Este padre se siente orgulloso que sus primogénitos tomaran como profesión su carrera, la de ser un Policía.

 Inculcar valores. El buen padre templa el carácter del hijo llevándolo por el camino del deber y del trabajo, esto hizo este padre que entregó 33 años de su vida a la institución del orden. Sus hijos Luis, Edison y Oscar Cifuentes Escobar, ahora son oficiales de la Policía Nacional, ellos dicen que gracias a su padre se convirtieron en lo que ahora son oficiales de la Policía Nacional.

El buen padre crece en años respetado, querido y comprendido por sus descendientes.

Cada tercer domingo de junio se celebra el Día del Padre, el origen del festejo se atribuye a Sonora Smart Dodd, una mujer estadounidense que en 1909 decidió crear este día para honrar la memoria de su padre, un veterano de la guerra que se quedó viudo y tuvo que hacer el trabajo que hacía su esposa:  cuidar a sus seis hijos.

 Orgulloso de sus hijos. Luis Cifuentes, que hace 37 años ingresó a la Policía Nacional, se siente  orgulloso de que sus hijos hayan tomado esta noble profesión. Han asimilado sus consejos y gracias a ello han sido reconocidos por su destacada preparación académica y deportiva.

El teniente Oscar Cifuentes Escobar, luego de aprobar un proceso de selección fue becado al Instituto Universitario de la Policía Federal Argentina, donde actualmente realiza estudios superiores en Criminalística. El teniente  Edison Cifuentes, también realizará un curso en Buenos Aires.