El inmortal ‘ruiseñor’

escena2f1‘Nuestro Juramento’,  ‘Sombras’, ‘Te odio y te quiero’, son solamente algunas de las canciones más populares de Julio Jaramillo Laurido ‘El Ruiseñor de América’, que durante su vida y después de su muerte siguen cuativando a miles de seguidores por lo que  también han sido motivo de que muchos artistas quieran seguir sus pasos.
Hoy se cumplen 33 años desde aquel día de su fallecimiento.

 Biografía. El “Ruiseñor de América” como se lo conoce nació el 1 de octubre de 1935, en un modesto departamento en Guayaquil. El primer juguete que recibió fue una guitarra de madera, como preludio de lo que sería su carrera, para ganarse la vida se convirtió en aparador de una zapatería y por las noches con sus amigos contaban los éxitos que difundían en la radio. Poco a poco fue afinando su voz y comenzó a parar en La Lagartera, donde se lo contrataba para dar serenatas. Si hay un ecuatoriano universal, este es JJ que lejos de perderse en el tiempo, su voz y su música lo mantienen vivo en los corazones de todos los ecuatorianos y en los extranjeros que vibran con sus melodías.

 Fans ibarreños. En Ibarra son muchos sus seguidores quienes a pesar del paso de los años continúan disfrutando de sus melodías. Francisco León es vendedor de discos en el mercado Amazonas desde hace 49 años y comenta que los discos de este afamado intérprete se siguen vendiendo, “Hablar de Julio Jaramillo es hablar de la música ecuatoriana, es un símbolo. Aproximadamente se siguen vendiendo un promedio de 30 discos mensuales casi uno por día”, comentó.
El experto en música dijo también que aproximadamente el 5% de los jóvenes son también seguidores de JJ, “Todo depende de la educación que han recibido en sus hogares en cuanto a la música”, agregó.

 Museo Julio Jaramillo. Con el objetivo de dar a conocer la música de los más grandes compositores e intérpretes del Ecuador, la historiadora Jenny Estrada dirige el Museo de la Música Popular Julio Jaramillo en Guayaquil. Durante una entrevista con EL NORTE dijo que Julio Jaramillo fue un referente para la música ecuatoriana, “No fue autor pero sí un talentoso intérprete”, comentó.
Este museo lleva abierto al público desde hace casi 4 años, “Tenemos una gran sala para honrarlo, sería maravilloso que al llegar a Guayaquil visiten el museo”, expresó.
Quienes tengan la oportunidad pueden visitar el museo de miércoles a sábado, la entrada es gratuita y está ubicado en el Puerto Santa Ana, edificio Nº 3, 2º Piso.

Referente para artistas internacionales

Charlie Zaa es un famoso artista colombiano, jamás se imaginó que después de haber pasado por orquestas tan relevantes como “Niche” y “Guayacán”, dentro del género salsa, se decidiera interpretar el bolero,  con los temas que lanzaron a la fama a Julio Jaramillo. Esto es una muestra de que las canciones que interpretó JJ son continuamente recogidas por otros artistas. Retomadas, reinventadas, reeditadas, como se las quiera llamar, pero no hay duda de que los intérpretes nacionales y extranjeros han grabado sus mismos temas. En nuestro país, la desaparecida agrupación Cruks en Karnak con su vocalista Sergio Sacoto, también reeditó la famosa melodía “Nuestro Juramento” siendo aceptada en el público joven.
Para Jenny Estrada del Museo Julio Jaramillo, es importante que los jóvenes se sientan identifiados con la música ecuatoriana, “La aceptación es grande, por eso estamos contentos con este proyecto”, dijo. 

 

Nuestro juramento

No puedo verte triste porque me mata
tu carita de pena; mi dulce amor,
me duele tanto el llanto que tu derramas
que se llena de angustia mi corazón.

Yo sufro lo indecible si tu entristeces,
no quiero que la duda te haga llorar,
hemos jurado amarnos hasta la muerte
y si los muertos aman,
despues de muertos amarnos mas.

Si yo muero primero, es tu promesa,
sobre de mi cadaver dejar caer
todo el llanto que brote de tu tristeza
y que todos se enteren de tu querer.

Si tu mueres primero, yo te prometo,
escribiré la historia de nuestro amor
con toda el alma llena de sentimiento;
la escribire con sangre,
con tinta sangre del corazon.