El imbabureño Bryan Tana saboreó la gloria en México defendiendo la Tri Sub 16

bryanA sus 16 años de edad  Bryan Tana Vargas ya sabe lo que es saborear la gloria vistiendo los colores del país: amarillo, azul y rojo. El futbolista imbabureño formó parte de la Selección Ecuatoriana de Fútbol Sub 16, que alcanzó hace nueve días el título de la Copa de Naciones, evento que se cumplió en México. Ayer, el jugador visitó las instalaciones de Diario EL NORTE y  relató sobre su experiencia con el combinado nacional.

Bryan jugó el partido ante Honduras.   “Al ponerse esta camiseta (la de la selección) se siente una alegría muy grande. En base al  esfuerzo y  al trabajo puede ser convocado”, mencionó el jugador, quien nació en  Ibarra hace 16 años, pero desde que tiene 11 años de edad vive en
la capital del país.
En México, Bryan estuvo presente en el compromiso en el que la Tricolor encaró   ante Honduras. “Al inicio de ese partido me puse muy nervioso ya que era mi primer cotejo  con la selección, pero con el paso de los minutos me pude ir asentando e hice las cosas bien. Fue un sueño jugar en el estadio Azteca”, dijo el volante sobre su actuación en México.

bryan1Sus primeros pasos en el fútbol.  Desde los  cuatro años de edad Bryan empezó a jugar fútbol. Hasta los 10 años él formó parte de la Escuela de Fútbol Juvenil Caleño, dirigida por Pedro Carlosama. Un año más tarde Bryan fue a probar suerte en EL Nacional y, desde entones,  forma parte del cuadro ‘Rojo’.
Según las estadísticas publicadas en la página de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), Tana, desde que en el 2009 llegó a El Nacional, ha actuado en 73 oportunidades y registra 43  tantos marcados.  En el 2010, con 24 goles marcados,  el  jugador ibarreño logró ser el máximo arponero del torneo nacional de fútbol categoría Sub 12.

Los sueños del jugador. Como todo jugador  de su edad Bryan tiene sueños, entre ellos llegar a debutar en el primer equipo de El Nacional y por supuesto ser convocado en algún momento a la selección absoluta.  Él se desempeña como volante cinco, es decir un mediocampista de corte, quien se encarga de destruir en el medio sector el ataque del equipo rival.
El jugador ecuatoriano Cristhian Noboa y el español  Andrés Iniesta son su ejemplo  a seguir porque el juego de estos dos  grandes futbolistas llama la atención del juvenil.