El ideal de Mama Tránsito perdura

transCAYAMBE. El pensamiento y lucha de mama Tránsito Amaguaña sigue presente en nuestras vidas, menciona Maura Necpas, gestora cultural de Lachimba.    


Con la velación de cuerpo ausente y una ceremonia, se recordaron los siete años del fallecimiento de la líder indígena Tránsito Amaguaña, quien murió el 11 de mayo de 2009, a la edad de cien años.
El cuerpo de mama Transito, quien toda su vida la dedicó a la lucha de los derechos de los indígenas está  enterrada a en una tola que fue construida a un costado del Centro Cultural Comunitario que lleva su nombre.
El centro fue inaugurado en agosto de 2009, con la presencia de los presidentes Rafael Correa y de Bolivia Evo Morales, también estuvo presente la Premio Novel de la Paz, Rigoberta Menchu.   
Maura Necpas, gestora cultural de este centro que está ubicado en la comunidad La Chimba, dice que en este es un espacio  donde los visitantes pueden conocer la vida de la lidereza que luchó por los derechos de los indígenas y el proceso de la reforma agraria.
Maura, quien lleva más de 10 años inmersa en el proyecto del centro cultural comunitario, cuenta que están impulsando proyectos de turismo comunitario de la parroquia de Olmedo, tomando como centro de partida en Centro Comunitario Cultural Tránsito Amaguaña.
Entre los atractivos turísticos naturales están las termas que están ubicadas en el sector de Las Golondrinas, Churo Loma, donde están un par de miradores naturales donde se puede apreciar al nevado Cayambe en todo su esplendor y la laguna de San Marcos.

 

JUSTICIA PARA SU PUEBLO
Tránsito Amaguaña nació en Pesillo, en la provincia de Pichincha, en 1909 y durante toda su vida luchó por la defensa de los derechos de los indígenas.
Participó en la creación de los primeros sindicatos agrícolas del país y, junto a otros defensores de derechos humanos, fundó la Federación Ecuatoriana de Indios en 1944.  Promovió y conformó la cooperativa agraria como uno de los mecanismos de presión social y política para exigir al Estado la entrega de tierra para los indios. Por iniciativa propia y sin apoyo del Gobierno, en 1945 inició las escuelas campesinas, fundando, en el área de Cayambe, cuatro escuelas bilingües (quichua-español).
Al regresar de la Unión Soviética, en 1963, a donde viajó para asistir a un Congreso, fue detenida y encarcelada acusada de recibir dinero y armas rusas para promover la revolución en el país, algo que ella desmintió.
Cecilia Miño Grijalva, autora de la biografía ‘Tránsito Amaguaña, heroína indígena’, se refiere a ella como una “mujer indígena, analfabeta, maltratada y sumida en la pobreza”. “Amaguaña, agitadora beligerante, incansable luchadora, activista persistente, se entregó a la causa pese a la persecución constante”.