El gran reto de la Fiscal General

Un carchense y una imbabureña fueron los dos mejores puntuados en el concurso para ocupar la Fiscalía General del Estado. La abogada ibarreña Diana Salazar se impuso con 88,17/100 y logró que la mayoría del CPCCS transitorio la designe como la máxima autoridad del organismo, cargo que conlleva una gran responsabilidad, ética y servicio al país de manera recta y sin someterse a ningún tipo de presiones políticas, económicas y sociales. Uno de los argumentos de impugnación en su contra fue la calificación que obtuvo en el examen escrito: 10/20, hecho que fue criticado en redes sociales. Lo cierto es que ninguno de los aspirantes obtuvo una calificación perfecta. La máxima fue 15/20. La abogada ibarreña logró sobresalir y ha demostrado tener mano firme en casos como FIFAgate, Petroecuador y Odebrecht y más adelante como directora de la Unidad de Análisis Financiero y Económico, UAFE.