El glaucoma es la primera causa de ceguera irreversible

Ibarra. El glaucoma es una enfermedad ocular que produce pérdida progresiva de visión como consecuencia del daño a las fibras del nervio óptico. El factor más importante relacionado al glaucoma es el aumento de la presión intraocular. Además, constituye actualmente la principal causa de ceguera irreversible a nivel mundial.

Enfermedad silenciosa. Verónica Maldonado, oftalmóloga del Hospital San Vicente de Paúl, HSVP, comenta que la enfermedad inicialmente no tiene síntomas. Generalmente el paciente nota que tiene un problema en una fase avanzada, cuando disminuye la agudeza visual, por lo cual, es fundamental el control oftalmológico con el fin de detectar el glaucoma en una fase temprana e instaurar el tratamiento oportuno para prevenir la pérdida de la visión, que es irrecuperable.

“Por lo general, cuando una persona empieza a darse cuenta que algo sucede en sus ojos ya el 40%, por lo mínimo, es el porcentaje que tiene daño en su nervio óptico. Podríamos decir que es como un cable de la televisión que está dañado y por lo tanto la imagen no pasa a la televisión”, dijo.

Estadísticas. Si bien no existen cifras oficiales sobre glaucoma en el Ecuador, se estima que a nivel mundial la prevalencia es del 4 por ciento de la población mayor a 40 años y que el 90 por ciento de casos no son diagnosticados. En el país están registradas unas 200 mil personas con discapacidad visual, de ellas, se estima que entre el 15 al 17 por ciento es causa del glaucoma.

En el caso del HSVP son aproximadamente 10 casos diagnosticados, entre los cuales hay quienes reciben control para verificar la presión o también quienes ya tienen pérdida de visión. El rango de edad va desde los 40 a los 50 años de edad.

Control. Maldonado recomienda hacerse un control visual por lo menos una vez al año hasta los 30 años (si no hay antecedentes familiares), pasados los 35 años o con antecedentes familiares debería hacerse cada seis meses. “Hay muchas casas de salud que asemejan que hacen un diagnóstico oftalmológico y no es así, por eso es importante que se acuda a especialistas”.

Alerta con los colirios. Las personas tienen un uso indiscriminado con los colirios y otras sustancias pero esta práctica a la larga produce un daño irreversible.

“Sube la presión del ojo y al principio uno piensa que le duele el ojo por cansancio o porque necesita lentes o porque está estresado pero en realidad es la presión que está molestando a los ojos y nunca nos hacemos ver”, dijo la especialista aunque aclaró que no se trata de usar el colirio por unos pocos días y que eso vaya a desarrollar el problema, sino se trata de años de uso. “Yo he tenido casos de jovencitos que usan colirio. Tenían 20 años de edad cuando los vi en consulta y lo usaban (colirio) desde hace 5 años. Ellos iban a perder su visión”, dijo e hizo un llamado a la ciudadanía para no abusar.

Síntomas. El glaucoma suele estar presente en ambos ojos, pero por lo general la presión intraocular se empieza a acumular primero en uno solo. Este daño puede causar cambios graduales en la visión y, posteriormente, pérdida de la misma. Con frecuencia, la visión periférica (lateral) se afecta primero, por lo que inicialmente el cambio de su visión suele ser pequeño y usted no lo nota. Con el tiempo, su visión central (directa) también se empezará a perder.

En la forma más común del glaucoma, la acumulación de la presión del fluido ocurre lentamente. Con frecuencia, no hay síntomas molestos o dolorosos por eso el control es vital.

Mucho cuidado con el uso indiscriminado de los colirios porque pueden llevar a la ceguera.