El gerente de una compañía de transporte ‘en el ojo’ de 12 socios

Doce socios de la compañía de transporte mixto Fuerza Rural acusan al gerente, Juan Tipanluisa, de abuso de confianza, estafa y dolo. Los socios dieron a conocer algunas supuestas irregularidades cometidas por el dirigente mientras que Tipanluisa se defendió de las acusaciones.

Según José Marquinio Catucuango De la Cruz, socio fundador de la compañía y accionista activo, el malestar se origina cuando se iniciaron los trámites para el cambio de razón social de la entidad. “En asamblea general decidimos hacer el cambio de razón social.

Desde ahí parte el abuso de confianza, estafa y el delito de dolo, falsificación de documentos, los mismos que sí firmamos pero para otras cuestiones administrativas, no para lo que el gerente hace”, dijo Catucuango.

El socio mencionó que el representante de la compañía, “por medio de engaños y argucias hizo firmar documentos en blanco” con los que cuatro socios entregaron sus acciones a personas que ninguno de ellos conoce, acotó además que utilizando las firmas que los socios entregaron para el cambio de razón social de la compañía “se nombra gerente general para cinco años más”, y que con el incremento de capital que se realizó en este proceso, de las 54 acciones de la compañía, “él, sin la aceptación de la asamblea general, se hace dueño de 28 acciones, pasando a ser accionista mayoritario”.

Patricio Cabascango, César Méndez, Antonio Camuendo y Jaime Abelardo Cabascango, son los socios que, supuestamente fueron perjudicados por el gerente de la compañía Juan Tipanluisa. “Este señor (Juan Tipanluisa), me hizo firmar una hoja en blanco que fue llenada posteriormente con puño de él y ha cedido una acción a una señora que yo, hasta el momento no conozco. Cuando me hizo firmar, me dijo que era para el cambio de razón social. Jamás he cedido acción alguna a otra persona”, aseguró Patricio Cabascango.

El mismo caso se repite con los otros tres socios. Rosa Quilumbaquí, esposa de Antonio Camuendo, socio de la compañía, dijo también que, además de haber firmado un documento en blanco, al solicitar la firma del gerente para legalizar el cambio de unidad el gerente solicitó una suma superior a 500 dólares por su rúbrica. “Se necesita la firma de este señor para legalizar el trámite”, argumentó Quilumbaquí.

El gerente
El abogado defensor del gerente de la compañía Fuerza Rural, Enrique Cáceres, explicó que “un cierto grupo de personas no están contentos con la dirección de Juan Tipanluisa y han puesto una denuncia en Fiscalía por falsificación de firmas.

Se asegura que Fiscalía no se ha pronunciado en nada pero hay que aclarar que tenemos la etapa de investigación previa en donde se reúnen todos los elementos de convicción para determinar responsabilidades y una materialidad del injusto penal, el derecho del bien jurídico protegido, que en este caso es el patrimonio capital.

Fiscalía ya lleva un año y medio investigando pero no encuentra elementos de convicción, es decir, no tiene pruebas suficientes para determinar una responsabilidad penal en contra del señor Juan Tipanluisa”, dijo Cáceres.

Acciones
El abogado mencionó también que en la escritura y constitución de la compañía, “todos los accionistas firman y están de acuerdo en que, cada uno tiene dos acciones y el señor Tipanluisa tiene 28, porque el señor ha invertido más dinero dentro del capital suscrito, por lo tanto, por derecho tiene mayor cantidad de acciones.

Respuesta del gerente
El representante legal de la compañía aseguró que todo lo ha realizado está apegado a derecho. “En vez de hacer problemas deben dedicarse a trabajar, a servir como se debe. Nosotros estamos esperando una resolución de la entidad competente. Estas personas que hacen problemas por caprichos de sus familiares se van a revertir al Estado”.