El Estado debe proteger a todos

Lo que hoy nos alarma no es causa-efecto de una realidad actual, es un comportamiento cultural que nos va deshumanizando. Amnistía Internacional considera que “los estados tienen la responsabilidad de proteger el derecho de las personas, así como de prevenir, investigar y sancionar actos de violencia cometidos en contra de personas dentro de su territorio, sin discriminación por su nacionalidad u otros factores”. Hay que implementar políticas de prevención de toda forma de violencia que no es una cuestión de nacionalidad o flujos migratorios, es el resultado de una cultura que la permite. Coincidimos con A.I: “Estos lamentables hechos no deben fomentar ataques xenófobos, ni la imposición de restricciones que ponen en riesgo a una población en necesidad de protección internacional en Ecuador y en toda la región, como es el caso de los venezolanos que huyen de su país debido a las masivas violaciones a los DDHH”.