El Distrito Metropolitano de Quito enfrenta una grave crisis

La disputa por la Alcaldía de Quito no se detiene. Recientemente el Tribunal Contencioso Electoral, y el otro, de la Corte Constitucional, abrieron una vía de salida al conflicto legal del Municipio de Quito, que, por distintos recursos legales, tiene “dos alcaldes”: Jorge Yunda y Santiago Guarderas.

En las últimas semanas los ciudadanos de la capital se manifestaron exigiendo su renuncia, mientras se le investigaba desde inicios de este año por el presunto delito de peculado en la compra de pruebas de covid-19 en 2020, algo que Yunda siempre ha negado. Mientras, otro grupo se ha manifestado para que se mantuviera en el cargo.

Sin embargo, el presidente Guillermo Lasso se refirió a la situación actual de la capital. “Porque Quito es la capital de cada habitante de este país, lo que sucede aquí nos atañe a todos”, dijo el mandatario en una ceremonia militar. “Y cuando llegue el momento, este Gobierno, que tanto se ha esmerado en devolver luz al Ecuador, defenderá también la luz que siempre brilló”, agregó.

Asimismo, el Concejo Metropolitano también es parte de la pugna entre Jorge Yunda y Santiago Guarderas, donde las fuerzas están divididas.

Por su parte, el concejal Fernando Morales, de Concertación y uno de los promotores de la salida de Yunda, señaló en semanas anteriores que si bien en este momento el Municipio de Quito “tiene dos alcaldes”, no reconoce al fallo de la Corte Provincial por considerarlo ilegítimo. Por ello, no acudió a la sesión solemne que invitó Yunda.

El primer pronunciamiento, del TCE, es un mandato judicial suscrito la noche del 10 de agosto por Arturo Cabrera, presidente del organismo. En el documento, el órgano electoral verificó la notificación y ejecutoría (entrada en vigencia) de su ratificación del proceso de remoción en contra de Jorge Yunda, así como la respuesta a su pedido de ampliación y aclaración enviado a la secretaría de Concejo.