El CPCCS transitorio cesa a Carlos Ochoa de sus funciones como Superintendente de Comunicación

Ochoa

El Consejo de Participación Ciudadana y Control Social transitorio de Ecuador resolvió hoy destituir al Superintendente de la Información y Comunicación, Carlos Ochoa, sobre quien pesa una moción de inhabilitación por parte de la Contraloría.

“Al haberse establecido una inhabilidad para el ejercicio público, por existir una sanción administrativa de destitución, se declara cesado al licenciado Carlos Alberto Ochoa” del cargo, precisa la resolución emitida hoy por el Cpccs y leída por la consejera Miriam Félix López.

Además, el Consejo, reconstituido de forma transitoria tras el referendo convocado por el presidente Lenín Moreno el pasado 4 de febrero, dispuso el inicio del proceso de selección para designar a un nuevo Superintendente de Información y Comunicación.

En la que ha sido la primera decisión del Consejo transitorio, el fallo contra Ochoa se basa en una glosa (revisión de cuentas) y pedido de destitución formulada por la Contraloría del Estado tras un informe en el que cuestiona la gestión del cesado superintendente cuando fue director de noticias del canal público Gamavisión.

La Contraloría había notificado a Ochoa la destitución en diciembre pasado, además del pago de una multa por haber cobrado unas bonificaciones por algo más de 94.000 dólares cuando ocupó la dirección de noticias de dicha cadena de televisión entre 2010 y 2013.

El Cpccs es una entidad autónoma cuyo principal objetivo es promover el ejercicio de los derechos de participación y control social de lo público, la lucha contra la corrupción, la promoción de la transparencia y designar u organizar procesos para elegir a las autoridades que le corresponda de acuerdo a la Ley como los superintendentes, el contralor y el fiscal.

La cesación de Ochoa se da en un momento en que la Asamblea Nacional alista el inicio de un juicio político en su contra para el próximo lunes bajo la acusación de haber incumplido las funciones en el desempeño del cargo.

Tras la destitución por parte del Cpccs transitorio, el juicio contra Ochoa en el Parlamento podría concluir con su censura política.

En los últimos años Ochoa ha sido fuertemente criticado por gremios de prensa y empresas periodísticas por haber emitido costosas sanciones económicas a los medios de comunicación, en lo que estos consideran una campaña de persecución política por parte del anterior presidente Rafael Correa.

El ahora destituido superintendente ha negado las acusaciones y ha remarcado que en su administración se sancionaron supuestos abusos informativos cometidos por parte de ciertos medios.