El consumismo

El crecimiento indiscriminado de la sociedad de consumo en el mundo ha derivado varios problemas, considerando que el nuevo vicio del siglo XXI, se trata del consumo en grado compulsivo de varios tipos de artículos. Esta manifestación está asociada con carencias efectivas y emocionales y es promovida lógicamente por el bombardeo publicitario, que está tras de esto, y del cual es difícil deshacerse. Una persona antes de comprar tal o cual cosa debería hacerse una reflexión y ver si realmente si el artículo que va a comprar es necesario en su oficina o en su hogar. Ya que muchas veces nos dejamos llevar por el deseo de complacencia de comprar algo y no nos fijamos si ese artículo es necesario o no. El problema que algunas personas enfrentan es el económico, ya que al hacer uso de sus tarjetas de crédito, sin pensar que sus gastos tienen que ser pagados en tal o cual fecha, se ven afectadas cuando no pueden hacerlo, y sus deudas empiezan a subir como sus intereses, ya que sus tarjetas se encuentran al tope y a veces encima de sus posibilidades de endeudamiento, el problema se presenta de una manera atroz y viene el desequilibrio de las finanzas en los hogares u oficinas, ya que no han tenido el control de cómo gastar y muchas veces que han gastado en cosas innecesarias.

No formemos el grupo de las personas adictas al consumo. Comprar es placentero, pero siempre y cuando sea en una forma correcta y de acuerdo a las necesidades.