El Consejo Sectorial de Imbabura elabora un libro de saberes andinos

saberesOTAVALO. Medicina ancestral, leyendas, música, danza, gastronomía de los pueblos y nacionalidades del país, serán recogidos en un libro.

Estudiar las culturas del pasado, es un derecho de todos los ecuatorianos. Conocer el pasado de los pueblos que habitan el país es uno de los objetivos de la investigación.

Mayra Perugachi presidenta del consejo sectorial en Imbabura, asegura que el texto busca dejar un legado entre las nuevas generaciones.

Las ceremonias el respeto a los cuatro elementos agua, tierra, aire y fuego representados en frutos, flores, velas, son parte de las tradiciones andinas que serán documentadas.

“Los conocimientos de nuestros ancestros serán plasmadas en este libro. Cómo se siembra, se cultiva y cosecha. Cómo se hace este proceso con el calendario lunar”, corrobora Perugachi.

Los sabios en medicina ancestral, música y danza, coplas, leyendas y adivinanzas, religiosidad y expresiones culturales de la región costa y amazónica completan la iniciativa académica.

Actualmente en el territorio nacional hay 14 nacionalidades indígenas con presencia en las tres regiones del país. Cada nacionalidad mantiene su lengua y cultura propias. A ellos se suman los 18 grupos étnicos.

En Imbabura organizaciones como el ‘Otavalosonline’, ‘kichwashun’, ‘Unorcac’ y ‘Fici’, han dirigido sus esfuerzos a la recuperación de sus ritos, culturas y costumbres del pueblo kichwa Otavalo y Kayambi.

La riqueza cultural es infinita. También existen pueblos dentro de la nacionalidad kichwa que mantienen su identidad de acuerdo a sus costumbres, dialecto, ubicación geográfica y actividades económicas. Ecuador es uno de los países que durante la última década ha luchado por los derechos de las ‘minorías étnicas’.

La Constitución de 2008 reconoce a las nacionalidades y pueblos indígenas, además determina que el Ecuador es un país multiétnico y pluricultural.

Manuel Capuz recordó que los padres y abuelos les enseñaron que los alimentos que se preparaban el 1 de noviembre se iban a compartir con las almas que “bajaban del cielo y llegaban de casa en casa para servirse”. Agregó que se reza invocando a cada uno de los seres queridos que han muerto.

“Este libro guardará todos nuestros conocimientos, no solo de los pueblos indígenas sino afros, amazónicos y montubios”, explicó el líder indígena.

La idea de Perugachi, no es descabellada. Dentro de este trabajo de recuperación, los Gestores Culturales están ayudando a la recuperación de las tradiciones no solo en Imbabura sino a nivel nacional.

Según Alfredo Quinche, pueblo Manta, Huancavilca y Puná ubicado en la costa, han desarrollado un movimiento de recuperación de su identidad indígena, aunque no conserva sus idiomas ancestrales. “No queremos que en el pueblo indígena se pierda lo nuestro, porque hemos visto que muchas cosas ya no existen. Por esa razón se les consulta a nuestros mayores para que nos enseñen lo que había”, dijo.