El CON-NOR siempre buscó la integración

IBARRA. En estos días, luego de 26 años de existencia y de un trabajo fecundo, el Consorcio de Consejos Provinciales y Municipios del Norte del País (CON-NOR) entrará en proceso de liquidación y extinción, acogiéndose a las disposiciones legales constantes en el COOTAD.

Superar problemas. Este organismo, cuya acta constitutiva fue suscrita el 2 de julio de 1984, desde sus inicios reconoció que la integración es una alternativa válida para contribuir al esfuerzo que realizan las provincias norteñas para superar los problemas de atraso y abandono, por ello,  en un tiempo relativamente corto se integraron, hasta conformar una sólida organización, 6 consejos provinciales y 32 municipios.

Cinco lustros. En estos cinco lustros de existencia, el CON-NOR se caracterizó por defender la autonomía provincial y municipal y planteó la necesidad de realizar aciones conjuntas, identificar problemas y diseñar alternativas de solución en toda la región norte del país, cooperando con los organismos públicos y privados, en proyectos que se ejecutaron. La creación del Consorcio se constituyó en un acontecimiento de trascendencia en el quehacer socio-económico y político de las provincias norteñas.

Integración. Son evidentes las ventajas de la conformación del CON-NOR y la necesidad de continuar la integración, pues la complejidad que ha alcanzado la economía y los problemas comunes han hecho que se reconozca a este proceso como un aspecto necesario para el desenvolvimiento económico y más aún, para el desarrollo armónico de la región.