El CON-NOR en silencio

La iniciativa de crear el Consorcio de Consejos Provinciales y Municipios del Norte del país (CON-NOR), por parte de políticos respetables de la región, se ha debilitado. Se logró con éxito unificar esfuerzos de los hoy llamados gobiernos seccionales autónomos, tanto cantonales como provinciales, pero hoy parece que se va diluyendo entre la miopía y el desgano. Por parte de las autoridades municipales y de los consejos provinciales que conforman el organismo -cuyo número ha disminuido- creemos que no ha existido desinterés, pero cuando en la parte operativa se distraen las atenciones a otros aspectos y no precisamente a la formulación de planes, capacitación, soporte técnico, estudios, estrategias de comunicación e información, su razón de ser va perdiendo espacio. El CON-NOR ya no suena como antes, donde su brazo ejecutor sirvió para apoyar con ideas a los organismos públicos más pequeños. ¿Qué pasó?