El comercio de Ibarra sigue apagado las campañas han tenido muy poco resultado

comercioCaminar por el centro de la ciudad y ver los locales cerrados al mediodía o un domingo, ya es costumbre.

La Cámara de Comercio de Ibarra ha realizado varias campañas para que los negocios y la economía se reactive, una de estas es ‘No cerrar al mediodía’ o ‘Ibarra en ofertas’.

Algunos de los comerciantes han optado por estas propuesta, pero la mayoría no lo hace.

Marisol Tito es comerciante, ofrece ropa, zapatos y hasta bisutería. “Muy poco he escuchado sobre las campañas de la Cámara de Comercio y por lo que he escuchado no he visto resultados”, asegura Marisol.

Para ella, tener abierto el local al mediodía “es un peligro. Nosotros que somos mujeres estamos peligrando a que nos pueda pasar alguna cosa. Ese tipo de cosas no funcionan”.

Aplicar descuentos también es otra iniciativa de la Cámara de Comercio, pero Marisol señala que en su local no resultan las ofertas.

Ruth Mora, propietaria de un local ubicado en la calle Bolívar, dice que las campañas deben continuar.


“Se ha mejorado un poco, estamos haciendo buenos descuentos para motivar a la gente y eso nos está dando resultados”.

Su trabajo empieza a las 09:30 y termina a las 19:00. Es decir, no cierra al mediodía.

Impacto Uno de los factores que afecta al comercio son los arriendos, que van desde los 400 hasta los 1 000 dólares y más.

Juan Carlos Placencia empezó pagando hace 14 años un arriendo de 220 dólares, ahora cancela cada mes 360. Asegura que sí se vende pero que los clientes optan más por la ropa barata.

Michel Saud, presidente de la Cámara de Comercio, explica que las campañas se mantienen, pero que los resultados no han sido los esperados. “Ibarra siempre fue golpeada por el turismo comercial, se convirtió en una ciudad de paso”.