‘El CNE ofrece transparencia, honestidad y austeridad…’

Ibarra. A las 12 del mediodía de ayer y bajo un caluroso sol, llegó a la Delegación Provincial Electoral de Imbabura, el doctor Gustavo Vega Delgado, presidente del Consejo Nacional Electoral transitorio.

El propósito era entregar a los representantes oficiales de los movimientos y partidos políticos que tienen sus directivas registradas y habilitadas para participar en el próximo proceso electoral de marzo de 2019, las llaves de sus casilleros. Pero además, Vega Delgado, realizó una especie de rendición de cuentas de lo que está haciendo el CNE bajo su presidencia.

“Cosas perversas”. En el marco de la intervención que hizo Gustavo Vega, no faltó la referencia al papel del anterior Consejo Nacional Electoral, en donde el expresidente (Juan Pablo Pozo), recibió una condecoración al culminar su período. “Eso fue lascivo y lesivo ya que esa persona fue premiada por ser consejero o tal vez pasa papeles del señor Almagro en la OEA y eso no le hace bien a la casa de la democracia”, dijo Vega.

Hay otras cosas perversas y no tengo ningún ambage en mencionarlo, la verdad ante todo, señaló.

“En este país que ha estado acostumbrado a enlaces endogámicos en el poder, parejas en el poder durante 10 años abundan, y una de ellas, la pareja de la presidenta anterior del CNE cesado, que era director de la delegación de Los Ríos y esa alianza estratégica se llama nepotismo”, afirmó al mencionar que por eso no funcionó como debía ser. Nosotros, aclaró, hemos cuadruplicado el trabajo, no solo cuantitativamente, sino en términos de calidad. Vega, mencionó tres nombres emblemáticos de la provincia de Imbabura como son Agustín Cueva, Alfredo Pérez Guerrero y Leonidas Proaño.

No todos los representantes legales de los partidos y movimientos políticos de la provincia de Imbabura acudieron a la cita. Un movimiento llevó barra propia.