El circo es parte del teatro

teatroSAN GABRIEL. El circo contemporáneo es una de las atracciones del festival internacional de teatro, que inició el pasado sábado en el teatro municipal de San Gabriel, y que convoca a artistas de seis países.

Expectativa. El chileno Germán Copini o más conocido como “Mr. Copini”, interactuó con el público, hizo reír, deleitó, y gustó a más de 800 asistentes durante la apertura del evento internacional.“Cuando soy payaso, soy la parte más natural y sincera de mí. Al disfrutar yo, siento que la gente disfruta”, agrega este gracioso hombre de mediana estatura con un corte extraño de pelo, pero con el cual dice sentirse bien.
Explica que el payaso necesita de la energía de la gente, justificando así las bromas, trucos e imitaciones que hace a sus invitados en el escenario cuando interactúa con el público. “Mi afán no es ridiculizar a nadie, no obstante he visto que en San Gabriel hay una gran cultura teatral por la colaboración prestada por la gente que subió al tablado”, agrega Copini, tras destacar que la ciudad cuenta con un hermoso teatro y el público se entregó y entró en el juego del payaso.

Circo contemporáneo.  El colombiano Leonardo Barrera, “El Basilea”, señala que el  circo va tomando fuerza en Latinoamérica y que el festival de Montúfar en las próximas ediciones debe incluir una cartelera mixta (teatro – circo). Pablo Díaz cirquero del Ecuador aclara que lamentablemente no existen escuelas y quien hace circo debe ser autodidacta y  aprender malabares con diferentes juguetes; acrobacia aérea con telas, cuerdas y trapecios; y contorsiones artísticas en el piso.  Para Paulo Laverde de Colombia, está actividad (circo) es subestimada por la gente común, “ellos creen que no se trata de un trabajo sino de un hobby. Necesitamos conocimientos, investigación, preparación, y cursos que debemos financiarlos”.