El CEAR-EP entró a fiscalización

Ibarra.-     El CEAR-EP, empresa pública fue creada por el Gobierno Nacional en el 2014 mediante el Decreto Ejecutivo número 439.Desde ese año la institución, es la encargada de brindar los servicios a los deportistas que lleguen a entrenar en todos los centros que existen en el país: como el Tito Navarrete de Macas, Carpuela en Imbabura, Totoracocha de Azuay y Río Verde en Esmeraldas. Además esa empresa es la que se dedica netamente a la administración, y mantenimiento. Ayer los funcionarios de Carpuela recibieron la visita de Sebastián Palacios, coordinador del grupo parlamentario del deporte de la Asamblea Nacional, quien llegó a fiscalizar.

Proceso de control.- 18 asambleístas son parte de ese grupo de control que empezó a recorrer el país para inspeccionar las instalaciones deportivas. “Sabemos que en los Cear están presentando problemas de infraestructura, gestión y que no están cumpliendo con su objetivo que es albergar a deportistas y prepararlos para que mejoren su nivel. Verificaremos si hay un modelo de gestión por parte de la Empresa Pública. Luego de visitar todos los centros sabremos si desaparecerán o no estas instituciones”, dijo Palacios.
Se conoció que cada Centro de Alto Rendimiento costó alrededor de 30 millones de dólares.

Antecedentes.-  Andrea Sotomayor, Ministra del Deporte, visitó por primera vez el Centro de Alto Rendimiento de Carpuela en junio del año pasado. Allí pudo recorrer brevemente las instalaciones deportivas que en ciertos espacios estaban deteriorados. Entre ellos el coliseo de baloncesto, y las canchas de uso múltiple. Pero no solo el Cear de Carpuela está en problemas. Según Palacios, el escenario en Río Verde también presentó deterioro. Esta es la primera evaluación, pues el objetivo es saber bajo que parámetros se construyeron y si justifica esa inversión.